Público
Público

El candidato presidencial de Merkel fracasa en la segunda ronda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato conservador de la canciller Angela Merkel no consiguió una mayoría absoluta en las dos primeras rondas de la votación presidencial de Alemania, lo que ha obliga a celebrar una tercera votación.

Merkel necesitaba desesperadamente una clara victoria en la asamblea federal que elige al jefe del Estado para impulsar su autoridad tras una serie de malos resultados en las encuestas y reveses como la dimisión de Horst Köhler como presidente en mayo.

El candidato de la coalición de centro-derecha Christian Wulff tenía la mayoría absoluta sobre el papel, pero el candidato de centroizquierda, Joachim Gauck, un pastor protestante y activista de los derechos civiles, tiene un fuerte atractivo entre los miembros de los distintos partidos.

La coalición gobernante cuenta con 644 escaños en la asamblea especial, por encima de los 623 que necesita para una mayoría absoluta, pero sólo 600 votaron en la primera ronda por Wulff, lo que implica que algunos escaños del gobierno votaron por el candidato opositor.

"Es mucho más emocionante de lo que se había previsto. Parece que mucha gente quiere enviar un mensaje a Merkel", dijo Frank-Walter Steinmeier, líder parlamentario del Partido Socialdemócrata (SPD) en la oposición.

39 más que los diputados socialdemócratas y verdes juntos - y el izquierdista Luc Jochimsen obtuvo 126.

La Asamblea Federal que elige al jefe de Estado, integrada por miembros del Parlamento y delegados de 16 estados, tampoco logró una mayoría absoluta en la segunda vuelta. En la siguiente votación, los candidatos necesitan sólo una mayoría simple para ganar.

Recurrir a una tercera ronda para ganar, sería un bochorno para Merkel en un momento en que su coalición, formada hace nueve meses, parece débil, sus popularidad en las encuestas está en mínimos y ha recibido críticas a su liderazgo en la crisis de la eurozona y sus medidas de austeridad.

Merkel, de 55 años, eligió un candidato aparentemente seguro con menos atractivo popular que Gauck. Wulff, de 51 años, era el jefe de Gobierno de Baja Sajonia, fue una vez considerado como un futuro canciller, pero se descartó en 2008 diciendo que no era lo suficiente "macho alfa".

Gauck, de 70 años, es una figura sin afiliación política con un amplio atractivo por oponerse al régimen comunista en Alemania Oriental. Desde 1990 a 2000 dirigió una comisión que investigaba el papel de la Stasi, la policía secreta.

GOLPE EN LA CARA

La Asamblea de 1.244 delegados está dividida entre miembros de la cámara baja del Parlamento y delegados de los 16 estados federales, entre los que se incluyen hombres de negocios y personalidades deportivas.

Merkel y su principal aliado en la coalición, Guido Westerwelle de los Liberales Demócratas (FDP), han acumulado semanas de publicidad negativa, lo que llevó a especulaciones de que la votación secreta podría ver a miembros del centroderecha dar rienda suelta a su desencanto con sus líderes.

No obstante, el tamaño de la rebelión fue un shock, dijo Gerd Langguth, politólogo de la Universidad de Bonn. "Fue un gran golpe en la cara" declaró. "No esperaba que muchos votaran en su contra".

Pero el ministro de Desarrollo del FDP , Dirk Niebel, dijo que el candidato del Gobierno ganaría al final.

"No es nada inusual que algunos miembros quieran arreglar viejas cuentas en la primera ronda de votación", dijo Niebel. "Pero puedo asegurarles que al final del día Wulff será nombrado presidente".