Público
Público

La candidatura Madrid 2016 dice que el racismo es raro en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Madrid es un lugar tolerante que da la bienvenida a los extranjeros y los incidentes de racismo son raros, afirmaron el jueves las autoridades que promocionan la candidatura de la capital española para acoger los Juegos Olímpicos de 2016.

La ciudad compite con Río de Janeiro, Chicago y Tokio, en una competición que se resolverá el próximo octubre, cuando el Comité Olímpico Internacional escoja al ganador.

Los incidentes aislados de racismo en las competiciones deportivas españolas han ensombrecido la imagen exterior del país en los últimos años, sembrando la preocupación de que eso pueda afectar a las opciones de Madrid en la carrera olímpica.

"Madrid es una ciudad tolerante, si bien es cierto que hay algunos hechos puntuales protagonizados por una minoría que en absoluto representan el sentir general de los madrileños", dijo la responsable de la candidatura, Mercedes Coghen, en un acto en Madrid.

En el acto se presentó un vídeo promocionando la candidatura olímpica que incluía mensajes de apoyo de futbolistas como el defensa portugués del Real Madrid Pepe y el defensa checo del Atlético de Madrid Tomas Ujfalusi.

"El deporte es un arma para la tolerancia" dijo Coghen, señalando que se ha lanzado una serie de iniciativas educativas y que el vídeo se mostrará en los colegios de la ciudad.

La decisión de Madrid de afrontar los asuntos de integración y tolerancia sigue a un incidente producido este mes, cuando los medios dijeron que el delantero camerunés del Barcelona, Samuel Eto'o, había sido víctima de cantos racistas en un partido de Liga en Málaga.

En otro incidente ocurrido esta temporada, el jugador ecuatoriano del Getafe Joffre Guerron recibió insultos racistas, de acuerdo al informe del árbitro.

Por otro lado, el piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton, campeón de la temporada recién terminada y que el año pasado fuera compañero de equipo de Fernando Alonso en McLaren, recibió insultos de los espectadores durante unas pruebas en Barcelona el pasado febrero, después de lo cual el organismo que gobierna la Fórmula 1 lanzó una campaña contra el racismo.

Después apareció en España una página web en la que los internautas dejaban mensajes de odio contra el piloto.