Publicado: 05.11.2014 14:01 |Actualizado: 05.11.2014 14:01

Cándido Méndez no se siente "casta" y ve "con naturalidad" la irrupción de Podemos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, cree que la irrupción de Podemos hay que "verla con naturalidad democrática" y "huir de la estrategia del miedo" y ha dejado claro que ni él ni su sindicato se sienten aludidos aunque les llamen "casta".

La UGT, ha recalcado, la forman "un millón de trabajadores que viven de su trabajo" y 100.000 representantes sindicales "elegidos democráticamente" que los defienden "con mucha honestidad".

A su juicio, el ascenso de Podemos tiene que ver con los casos de corrupción pero también con la "catástrofe social y laboral provocada por la austeridad y con el hecho de que el PSOE y el PP "hayan hecho justo lo contrario de lo que decían sus programas".

Por eso, cree que lo que sí deberían hacer los partidos, los empresarios y los sindicatos es abrir una reflexión y analizar qué han hecho mal.

Además, teniendo en cuenta que en Francia el malestar social se ha traducido en el auge de la extrema derecha y en Italia en el apoyo a un partido "difícilmente encasillable" como es el de Beppe Grillo, cree que Podemos es una "propuesta electoral interesante", que además está atrayendo hacia la política a sectores que nunca habían votado.

Para combatir la corrupción, ha propuesto que el Congreso y el Senado hagan una declaración solemne de compromiso contra la corrupción y nombren una comisión independiente para que redacte un pacto ético al que se adhieran por anticipado los partidos, las patronales y los sindicatos.

En cuanto a UGT, ha reconocido en el caso de las supuestas tarjetas black de Caja Madrid y Bankia el sindicato cometió errores, pero cree que ha hecho lo que debía hacer expulsando de sus puestos y de la militancia a los consejeros que eran afiliados a UGT.

En todo caso, ha reconocido que el caso obliga a una reflexión profunda, incluso a analizar si los sindicatos tendrían que dejar de estas presentes en los consejos de administración en algunos ámbitos. No obstante, ha dejado claro que en tal caso habría que articular mecanismos de participación de los trabajadores.

Por otro lado, ha asegurado que UGT está inmerso en un proceso de transformación del sindicato, reduciendo sus estructuras y el tamaño de los órganos de dirección territoriales y afrontando un "relevo generacional".