Público
Público

Cándido Méndez pide que se fije también "un suelo mínimo de protección social"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del sindicato UGT, Cándido Méndez, ha defendido hoy la necesidad de fijar un "suelo mínimo de protección social" como complemento necesario al "techo máximo de gasto" que previsiblemente quedará fijado en la Constitución tras el acuerdo de los dos partidos mayoritarios.

Méndez ha realizado estas declaraciones en Paterna (Valencia), instantes antes de inaugurar la escuela de verano de UGT-PV, dedicada en esta ocasión al pensamiento progresista y el sindicalismo de clase.

En su intervención, el dirigente sindical ha rechazado la reforma constitucional en "fondo y forma" y ha defendido la necesidad de "reconsiderar el sistema tributario actual" para recuperar impuestos, como el de patrimonio, "suprimidos injustificadamente".

"Ya que se habla de poner techo máximo de gasto, de austeridad, creo que se debería explicar cómo se pretende llevar a cabo una fórmula imposible como es reducir el déficit sin subir impuestos, incluso bajándolos y no acometer recortes sociales", ha añadido.

En su opinión, "sería interesante para la opinión pública que se explicase cómo se concibe el nivel mínimo de atención en servicios sociales, así nos entenderíamos todos".

Según Méndez, el hecho de que los ingresos se deban destinar de forma prioritaria al pago de la deuda "sobre la sanidad o la educación" va a provocar una considerable "litigiosidad".

"La reforma de la Constitución va a condicionar el Estado del Bienestar de forma negativa, bloqueará el proceso de convergencia real entre España y la vieja Europa e incluso corremos el peligro de que crezca la diferencia de gasto social, que actualmente se sitúa en 7 y 8 puntos", ha afirmado.

Asimismo, considera que la evolución de la prima de riesgo de la deuda española "contradice la tesis de que la reforma tiene como objetivo calmar a los mercados", cuando lo que a su juicio "temen realmente los mercados es el colapso económico, el aumento del paro y la reducción consumo y del crecimiento".

Respecto a la supresión del límite de encadenamiento de contratos temporales, Méndez ha afirmado que en la práctica supone "imponer el contrato único por el que suspiran algunos" y ha advertido de que "el problema no está en la modalidad del contrato".

En referencia al nuevo contrato de formación, el secretario general de UGT ha bromeado al asegurar que es una "versión Frankenstein" del sistema de formación dual alemán, por lo que, a su juicio, es "otro factor más de precariedad, otro golpe más a la situación que sufre el 47 % de los jóvenes españoles".

"La situación económica actual no es un problema estructural, sino que es consecuencia de las decisiones políticas de los últimos años, los gobiernos han pensado que se podía crecer al cuatro por ciento de forma eterna y han suprimido impuestos", ha lamentado.

Ha abogado por realizar "una reconsideración general" del sistema tributario, recuperar el impuesto de patrimonio, un marginal máximo del IRPF más alto y que se someta a una mayor fiscalidad a las SICAV "no para perseguir al rico, sino para que aporten más quienes más tienen".

En relación a la petición de algunos colectivos de empresarios europeos de aportar mayores impuestos, ha dicho que no cree "en la dádiva" y que "si alguien pide que se le cobre más seguramente es por un problema de reputación".