Público
Público

Cándido Méndez valora la receptividad PSOE y denuncia la falta de respuesta del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha valorado la respuesta "favorable" del presidente del gobierno y candidato electoral del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, a las propuestas de UGT, mientras que ha criticado que el PP no haya dado ninguna contestación.

Ha pedido al PP que se defina entre las políticas de la mayoría absoluta de Aznar o el primer mandato de este ex presidente, aunque por ahora "sólo nos llegan del PP comentarios sobre la necesidades de medidas brutales", ha declarado.

Antes de participar en un homenaje a 500 afiliados andaluces del sector del metal con una antigüedad de más de 25 años en el sindicato, Méndez, ha declarado a Efe, que UGT ha realizado una propuesta a los principales partidos que concurren a las próximas elecciones generales enfocadas a un equilibro del modelo de desarrollo fundamentando en un mayor peso del sector industrial y de las actividades relacionadas con la investigación y el desarrollo.

Tras incidir en que la mejora de la productividad y de la competitividad pasa por el empleo de calidad y el incremento de la renta de los trabajadores, así como de sus derechos sociales, Méndez ha subrayado que su sindicato exigirá al nuevo Gobierno que salga de las urnas el 9-M que continúe la senda de la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores y que incremente el salario mínimo y las pensiones.

UGT, según su secretario general, también ha planteado a las formaciones políticas, -"aunque el PP no se ha dignado a respondernos"- que en la próxima legislatura se incorporen dos nuevos derechos, que ha resumido en las garantías para la educación de los niños de 0 a 3 años y en un alojamiento digno para las personas con menos recursos.

Méndez ha insistido también en la necesidad de establecer varios cambios legales durante los próximos cuatro años.

En este sentido, UGT demanda una Ley General del Empleo que se adecúe a las nuevas realidades, ya que hay cuatro millones de trabajadores de otros países y resulta primordial la total transferencia de las políticas activas de empleo a las comunidades autónomas.