Público
Público

Cañizares ve peor abortar que el abuso de menores

Dice que la interrupción del embarazo afecta a más personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para el cardenal Antonio Cañizares, los miles de abusos sexuales a menores practicados durante décadas por la Iglesia católica en Irlanda implican menos gravedad que el aborto. 'No es comparable lo que haya podido ocurrir en Irlanda en unos cuantos colegios con lo que está ocurriendo con el aborto, con más de 40 millones de seres humanos que se han destruido legalmente', manifestó este miércoles a la televisión autonómica TV3 el nuevo cardenal prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Durante la entrevista, Cañizares calificó de 'totalmente condenables' las agresiones sexuales cometidas por el clero irlandés, por las que pidió 'perdón'. También compartió las tesis del Papa relativas al uso del preservativo en África para combatir el sida. Para el cardenal, los condones 'no son la solución a la enfermedad'. Y aprovechó de nuevo para cargar contra la política del Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero, a quien acusó de 'debilitar los cimientos de una misma sociedad'.

La respuesta del Gobierno contra estas manifestaciones llegó ayer. La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, calificó las palabras de Cañizares de 'inadmisibles, inadecuadas y totalmente inoportunas'. Y exigió al prefecto vaticano una rectificación inmediata.

'Asuntos diferentes'

'Es muy grave que se compare una cosa con la otra', aseguró ayer Jiménez, para quien los dos temas (aborto y abusos a menores) son 'asuntos completamente diferentes'. La titular de Sanidad recordó que la interrupción voluntaria del embarazo 'es un derecho que puede ejercer una mujer en determinadas condiciones'. En cambio, las agresiones sexuales son 'un delito'.

'Normalmente se cometen en menores, se cometen contra su voluntad, afectan a una manera terrible a su vida. Comparar una situación con otra es irresponsable', recalcó Jiménez. 'Es completamente inadecuado, sobre todo en una persona que ocupa una posición como la del arzobispo Cañizares', se lamentó la ministra. Y pidió al cardenal una rectificación y que sea 'cuidadoso' en estas cuestiones.