Público
Público

Cannavaro, del campeonato con Italia en 2006 a Emiratos Árabes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El capitán de Italia, Fabio Cannavaro, es una sombra del central que fue pilar fundamental en el triunfo de su selección en el Mundial de 2006 y muchos aficionados de la "azzurra" creen que el ex jugador del año de la FIFA ni siquiera debería estar en Sudáfrica.

132 -, ha perdido muchos de los atributos que lo llevaron a destacar en Alemania cuatro años atrás y cerró una temporada para el olvido con su equipo, la Juventus de Turín, que no mostró intención de renovarle. Por ello, hace unos días se anunció su fichaje por el Al Ahli, campeón de la liga de Emiratos Árabes Unidos.

Su ritmo, contextura y sentido de la ubicación han decaído desde que levantó la Copa en julio de 2006 en el estadio Olímpico de Berlín, con un rendimiento que propició su fichaje por el Real Madrid.

Cannavaro casi se retiró de la selección italiana hace dos años, cuando una lesión lo dejó fuera de la Eurocopa 2008. Su deseo de cerrar su carrera en un gran torneo lo ha llevado a dilatar su adiós hasta Sudáfrica aunque su abandono, quizá total, podría suceder cuando Italia acabe su participación en la cita mundialista.

Su experiencia, el hecho de que comparte la defensa con su compañero de la Juventus Giorgio Chiellini y el total respaldo del técnico Marcello Lippi son las razones por las que se mantiene en la selección.

"No se puede juzgar la calidad de un jugador sólo por la edad y la capacidad técnica", dijo recientemente Lippi. "Entusiasmo, experiencia, carisma, sabiduría, experiencia internacional (...) todo debe ser considerado".

Lippi es un férreo defensor de Cannavaro y de otros jugadores que, al igual que el capitán, han bajado su nivel de forma dramática desde el Mundial 2006.

También en favor del central está la falta de opciones de clase mundial para reemplazarlo dentro de la Serie A, que fue fuente inagotable de talento defensivo pero que actualmente es terreno yermo para aquellos que buscan al próximo Franco Baresi o Paolo Maldini.

Cannavaro casi no ha dado entrevistas este año tras su regreso a la Juventus, después de que en su última temporada en el Madrid, el club dejara claro que su decepcionante rendimiento supuso su salida del equipo.

Los seguidores de la Juve no se vieron muy impresionados por su regreso. De hecho, lo acusaron de abandonar el club cuando este fue relegado a la Serie B por el escándalo de amaño de partidos en 2006, y su bienvenida fue más bien tibia y con algunos abucheos.

El conjunto de Turín, el que más títulos tiene de Italia, ha pasado desde entonces de un mal resultado a otro, lo cual no habría ayudado a la confianza de Cannavaro.

Sin embargo, para Italia siempre se entrega por completo y el hecho de que sea pequeño para ser un central nunca pareció importar durante su glorioso Mundial en Alemania 2006. No se prevé una repetición de aquello, aunque al menos sumará otra participación en una Copa del Mundo a su brillante historial repleto de éxitos.