Público
Público

Cannavaro predice días sombríos para el fútbol italiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El capitán de la selección italiana de fútbol, Fabio Cannavaro, cree que la campeona del Mundo, eliminada de Sudáfrica, seguirá teniendo problemas debido a la clara falta de talento.

"No creo que podamos hacer muchos cambios. Por el momento, Italia no está sacando jugadores como los de mi generación, cuando teníamos grandes figuras", señaló el viernes en una rueda de prensa.

"No es sólo la selección nacional, son los clubes. Tenemos buenos jugadores pero ninguno espectacular. Lo llevo diciendo desde hace un tiempo que el sistema debe cambiar. Tenemos que invertir en la cantera", agregó.

La "azzurra" quedó eliminada del Mundial en la fase de grupos sin ganar ningún partido, logrando dos empates ante Paraguay y Nueva Zelanda y perdiendo 3-2 ante Eslovaquia en el último encuentro.

Cannavaro, que se va a retirar de la selección nacional, descartó que el habilidoso centrocampista de la Sampdoria Antonio Cassano o el joven delantero del Inter de Milán Mario Balotelli pudieran haber marcado la diferencia si hubieran estado en el equipo.

"No son fenómenos. Si lo fueran, los hubiésemos traído. Me gusta Antonio, pero también jugó dos Eurocopas y no ganamos ninguna. Mario es un buen jugador, pero tiene que demostrar más", agregó.

El defensa de 36 años, que a partir de ahora jugará en el Al-Ahli de Dubai, sufrió una dura decepción en Sudáfrica tras haber sido elegido como mejor futbolista del año en 2006.

"Seguro que hubiera sido más fácil irme en 2006, pero no me parecía correcto. Si esta camiseta ahora pesa tanto a los jugadores, es por lo que hicimos hace cuatro años. Seguro que este es un momento oscuro, pero no podrá borrar el gran logro que conseguimos en 2006", dijo.

El presidente de la federación italiana de fútbol, Giancarlo Abete, dijo que no se arrepiente de su decisión de haber ampliado el contrato al seleccionador Marcello Lippi en 2008, ya que en ese momento la decisión era obvia.

Lippi ya había anunciado que dejaría su cargo tras el Mundial y Cesare Prandelli lo sucederá a partir del 1 de julio, aunque Abete dijo que el ex entrenador de la Fiorentina aún no ha firmado el contrato que lo ligará a la selección por cuatro años.

Prandelli tendrá en sus manos el gran desafió de recuperar la suerte de Italia, algo que Abete reconoce abiertamente.

"Muchos jugadores italianos no tienen un nivel internacional", declaró Abete, lamentando el hecho de que sólo un 42 por ciento de los jugadores de la Serie A son italianos, algo que reconoció como "difícil de cambiar" porque está permitido por las leyes de la Unión Europea.

Abete, que calificó el primer tiempo del partido del jueves como "desastroso", sacó a la federación italiana de uno de los mayores escándalos del fútbol mundial cuando en 2006 varios partidos de la Serie A italiana fueron amañados. Sin embargo, fracasó en los intentos de lograr la organización de la Eurocopa 2012 o la de 2016.