Público
Público

El cañonazo de salida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más que un pistoletazo, las cifras de paro registrado y las afiliaciones a la Seguridad Social del mes de octubre han sido el cañonazo de salida de la campaña electoral, sobre todo después de la dramática Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre.

Si uno hace caso de las cifras desestacionalizadas de afiliaciones que publica Trabajo, las que realmente importan para determinar la marcha del empleo, la pérdida ha sido de 82.944 afiliados (más que los 75.249 sin corrección estacional), sólo superado por el mes de octubre de 2008, el año de la brutal caída: 121.252 afiliados.

Tres años después del comienzo de esta gran depresión, en términos españoles de desempleo, abordamos la víspera de la campaña electoral ante un nuevo doble hoyo que va cavando el paro.

No es casual que, a la luz de esta situación, Alfredo Pérez Rubalcaba dijera anoche, en una entrevista en Futboleros (Marca TV), una de sus frases más elocuentes: 'En este momento, es más fácil que el Madrid le gane al Barça que [yo] remonte a [Mariano] Rajoy. No le quepa ninguna duda'. Cuando Rubalcaba y Zapatero decidieron anticipar las elecciones contaban con las buenas cifras estacionales de la EPA en el tercer trimestre. Y en eso llegó la recaída, como resultado del ajuste, y se acabó la esperanza.

Pegada de cartel más franca muy pocas veces, por no decir nunca, se ha visto. Y nada menos que a tres días del único cara a cara en televisión entre los dos candidatos, previsto para el próximo lunes.

Y si la apertura del corazón de Rubalcaba al público futbolero es sorprendente, no lo es menos la reacción de Rajoy desde Córdoba: 'Está en juego si seguimos como hasta ahora, empeorando las cosas cada vez más, o si por fin adivinamos una luz al final del túnel'.

¿Adivinar? Predecir, descubrir, acertar, vislumbrar. Un verbo, como mínimo, inseguro para referirse al drama del paro.

Los dos partidos en liza ya aplican sus programas. El PSOE desde mayo de 2010 ha puesto en marcha el ajuste; el PP, después de las elecciones del 22 de mayo de 2011, ejecuta ese ajuste en todos los gobiernos autonómicos y ayuntamientos que controla. Y este programa responde a los compromisos asumidos por el Gobierno de Zapatero y Rubalcaba con la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo (cuya carta del 5 de agosto al presidente del Gobierno aún se les está ocultando a los ciudadanos), de llegar a un déficit del 3% en 2013.

Más que los programas de los partidos, hay que leerse dos folios y medio (páginas 28, 29 y 30) del informe de la misión del FMI, publicado el 8 de julio pasado, donde establece lo que todo el mundo llama en este país, sin ruborizarse, 'los deberes' que nos ponen. O los compromisos con la CE. Estos forman el programa realmente existente.

Pero se equivocan los que piensan que todo va de economía. El prólogo de la campaña lo ha puesto la jueza Estela San José, quien ha elevado ayer, subrepticiamente, sin esperar el final de las pruebas periciales en curso, sin dictar un auto o providencia, para mejor sortear al fiscal, una exposición razonada al Tribunal Supremo para enjuiciar a José Blanco. Un disparo en toda regla.