Público
Público

Cantó denuncia el escrache que recibe a diario en Internet

El diputado de UPyD destaca un mensaje escrito por el concejal madrileño de IU, Jorge García Castaño, en el que animaba a sus "compañeras" a "empalarle"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diputado de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Toni Cantó, ha denunciado la violencia verbal que a diario recibe a través de su cuenta personal en Twitter y destaca en concreto un mensaje contra su persona escrito por el concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Madrid Jorge García Castaño y en el que animaba a sus 'compañeras' a 'empalarle'.

En un artículo publicado en su página web, Cantó pone de manifiesto que no sólo 'la intimidación en persona' o los conocidos como escraches están 'de moda', sino también la 'virtual', lo que, a su juicio, merece una reflexión sobre la 'impunidad' y la 'cobardía' del uso de las redes sociales y sobre la situación de la educación en España.

Concretamente, da cuenta de la retahíla de insultos ('sinvergüenza, desgraciado o psicópata') y otras lindezas (deseándole la muerte en la mayoría de los casos) que el parlamentario valenciano de la formación magenta recibe a diario a través de Twitter, donde el diputado es muy activo.

Cantó puntualiza que sólo ha rescatado 'una milésima parte' de los mensajes que le envían, si bien advierte de que lo tiene todo 'guardado', entre ellos uno 'especial' escrito por el concejal de IU en el Ayuntamiento de Madrid Jorge García Castaño que rezaba así: 'Compañeras, creo que ha llegado el día de empalar a Toni Cantó'.

El representante de UPyD es uno de los políticos españoles más influyentes en la red social de microblogging Twitter y en el mes de marzo, recopilando datos de seguidores, mensajes y respuestas, superó incluso a los líderes del PP, Mariano Rajoy, y del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, según la pagina www.conectan.net.

En ese mes se concentraron parte de esos mensajes insultantes que denuncia el diputado, especialmente a raíz de una serie de comentarios cuestionando las denuncias sobre la violencia de género, sobre los que tuvo que rectificar públicamente mientras formaciones de izquierda pedían su dimisión.