Público
Público

El capitalismo salvaje del banco más antiguo del mundo provoca un escándalo político en Italia

Pendiente de recibir ayudas públicas, el Monte dei Paschi Siena, vinculado al Partido Democrático, ocultó información sobre unos productos derivados que le causaron pérdidas millonarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Monte dei Paschi di Siena es el tercer banco más importante de Italia y el más antiguo del mundo. Fundado en 1472, esta institución, radicado en Siena, una ciudad tradicionalmente gobernada por la izquierda, está controlada por una fundación que a su vez está supervisada por el ayuntamiento, el poder político de la ciudad. Así que el escándalo provocado por el agujero, ya reconocido, de cerca de unos 200 millones de euros que han dejado unos contratos de productos derivados ha terminado convirtiéndose en un auténtico revuelo político que afecta de lleno al izquierdista Partido Democrático (PD) a un mes de las elecciones italianas. 

El jueves el Banco de Italia acusó al Monte dei Paschi di Siena de 'esconder' la información relativa a una serie de transacciones con derivados que podrían haber causado a la institución, pendiente aún de un segundo rescate público, pérdidas por importe superior a los 700 millones de euros en 2012. 'La verdadera naturaleza de algunas transacciones de las que ha informado la prensa relativas al Monte dei Paschi di Siena (MPS) ha aparecido sólo recientemente, tras el descubrimiento de documentación que se había mantenido escondida a los supervisores y que ha sido sacada a la luz por los nuevos gestores del banco', informó el supervisor italiano en una nota de prensa.

'Estas operaciones están siendo investigadas tanto por el supervisor como por las autoridades judiciales', añade la nota. En la nota, la Banca de Italia explica que se ha sabido de estas operaciones sólo ahora gracias a la colaboración de los nuevos directivos del banco de Siena y afirma que inmediatamente se han puesto en marcha todos los organismos de vigilancia.

El escándalo se ha cobrado la primera víctima: el lunes dimitió el presidente de la Asociación Bancaria Italiana (ABI)

Ya el pasado 18 de enero, Monte dei Paschi Siena informó de su intención de llevar a cabo una exhaustiva revisión de las transacciones con derivados efectuadas por la entidad en los ejercicios precedentes, que el nuevo consejero delegado del banco, Fabrizio Viola, cifra en declaraciones al diario Il Messaggero en unos 720 millones de euros. 'Sí, la cifra está en torno a esa cantidad', admitió. Asimismo, la entidad de Siena ha precisado este jueves que los análisis actualmente en curso, cuyas conclusiones se darán a conocer en febrero, se concentran en una serie de transacciones estructuradas denominadas Alexandria, Santorini y Nota Italia.

Hace unos días, algunos diarios publicaban que el Monte dei Paschi di Siena habría generado perdidas por al menos 200 millones de euros, tras la firma en 2009 de un contrato de derivados con el banco japonés Nomura para poder cubrir sus bonos públicos comprados al Estado italiano.

Según la prensa el banco, considerado el más antiguo del mundo al haber sido fundado en 1472, registrará en 2012 una pérdida de cerca de 700 millones de euros, una parte de estos debido a estos productos derivados.

Tras la publicación de estas noticias se produjo el pasado lunes la dimisión como presidente de la Asociación Bancaria Italiana (ABI) de Giuseppe Mussari, que había sido presidente del Monte dei Paschi di Siena durante la época en la que se estipuló estos contratos.

El capitalismo sin escrúpulos que ha practicado al que en Italia llaman el banco rojo ha levantado una polvareda política en plena campaña electoral. Nadie sabe donde ha ido el dinero desaparecido en un banco muy vinculado al PD y que además recibirá en breve un préstamo de 3.900 millones de euros de ayudas públicas para cumplir con la exigencia de capital europea aprobado por el Gobierno de Mario Monti.

Precisamente el primer ministro exigió este viernes una investigación a fondo del escándalo. Los mercados ya han emitidi su veredicto: las acciones del banco han caído un 5% en los últimos dos días.

DISPLAY CONNECTORS, SL.