Público
Público

"Caravaggio no fue asesinado, fue muerte natural"

Camilleri publica El color del sol, con el pintor barroco como protagonista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor italiano Andrea Camilleri (Agrigento, 1925) forma parte de su propia ficción en su nuevo libro, una novela con tintes negros en la que se cuela la pintura y unos textos inéditos escritos por el pintor barroco Caravaggio sobre su vida y andanzas, perseguido por los caballeros de Malta para darle muerte por sus desdenes con sus mujeres y sus mitos.

'Muchos piensan que Caravaggio muere a manos de un sicario mandado por el Papa. Yo creo que no fue asesinado, que fue una muerte natural', cuenta Camilleri desde su casa en Roma, mientras desmonta una de las grandes leyendas de la Historia del Arte.

El relato lleva el marchamo de Montalbano: un mafioso que apesta a pescado le cuela en el bolsillo, durante una función teatral en Siracusa, una nota en la que le dice que telefonee enseguida a un número desde una cabina pública. Así es como llegará a unos legajos que conserva en secreto un mafioso de la zona, firmados por el propio pintor. Un descubrimiento increíble, porque no se conocía ningún texto de él.

El color del sol (Salamandra) es un divertido entretenimiento en el que el escritor se incluye en la ficción para lograr dar algo de crédito a la rocambolesca historieta. 'Para dar verosimilitud a esa historia, falsa, me pareció oportuno hablar en primera persona, como si los hechos me hubieran sucedido a mí', explica. La intención del autor es dar por verdaderos 'algunos documentos creados por mí'.

El libro surgió como encargo de la conservadora del Düsseldorf Mueseum Kunst Palast, que invitó al escritor a firmar un artículo sobre Caravaggio para el catálogo de una magna exposición. Contestó que sí, escribió esta historia y tuvo que recortar la mitad.

Este libro es la versión íntegra y la prueba de que los lienzos falsos y las copias que se mostraban le dieron la idea para el relato. 'Caravaggio es un personaje tan seductor que ha intrigado siempre a los escritores y directores. Personalmente, en la pintura me atraen los extremos: por un lado está la gran magia atemporal de Piero della Francesca y por otro, la violencia colorista y expresiva de Caravaggio', cuenta.

La crónica de Caravaggio es un diario de viajes, en los que no marcha por placer, sino por necesidad. Huye de la justicia, como viven los mafiosos contemporáneos. Es inevitable establecer el paralelismo, aunque el escritor apunte que no lo encuentra. ¿Es Caravaggio el perfecto personaje de cualquier novela de acción policíaca? 'No. Existen lados oscuros que no necesariamente desembocan en el noir'.