Público
Público

Los carburantes bajan para la operación salida de verano

El gasóleo cae un 2,2% y la gasolina el 1,3% tras la bajada del petróleo que motivó la vuelta a los 120 km/h

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los carburantes de automoción bajan de precio esta semana, coincidiendo con la primera operación salida de las vacaciones de verano, en el primer fin de semana del mes de julio.

En concreto, el gasóleo baja un 2,27%, hasta situarse en los 1,243 euros por litro, mientras que la gasolina de 95 octanos se abarata esta semana un 1,36%, quedándose en los 1,305 euros por litro, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europe,

Este descenso de los precios de los carburantes también coincide con el experimentado por el barril de petróleo, que motivó la decisión del Gobierno -el pasado viernes- de no prorrogar más allá del día 30 de junio el límite de velocidad máxima en autopistas y autovías de 110 kilómetros por hora.

Desde el máximo alcanzado a principios de mayo por la gasolina eurosúper, el precio medio del litro acumula un descenso del 5,5 %. Con los precios actuales, llenar un depósito de 50 litros de gasolina cuesta 2 euros menos que hace un mes y 1,15 euros menos en el caso de gasóleo.

No obstante, pese a los descensos de esta semana, desde que empezó 2011 el precio de la gasolina acumula una subida del 3,82 % y el gasóleo, del 4,72 %.

Y comparados con los precios de junio del año pasado, ese depósito de 50 litros cuesta unos 7 euros más en ambos casos.

Comparado con junio de 2010 un depósito de 50 litros cuesta 7 euros más

El barril de Brent, petróleo de referencia en Europa, ha cotizado en el entorno de los 108 dólares en la última semana, tras anunciar la Agencia Internacional de la Energía (AIE) que va a poner en el mercado 60 millones de barriles de petróleo de sus reservas estratégicas para paliar la falta del crudo de Libia debido a la guerra civil en ese país.

Aunque influye, el precio de estos combustibles no tiene relación directa con la cotización del barril del petróleo, sino que dependen, en gran medida, de los precios de la gasolina y del gasóleo en los mercados al por mayor del mar Mediterráneo y del noreste de Europa y de los impuestos, que suponen casi el 50 % de su precio final.

Con respecto a Europa, los carburantes en España son de media más baratos que en la UE-27 y la zona del euro.