Público
Público

La cárcel desactivó el lunes el protocolo para evitar el suicidio del violador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cárcel de El Salto del Negro desactivó el pasado lunes el protocolo para evitar el suicidio del presunto violador en serie de Las Palmas Miguel Ángel M.R., quien ayer fue encontrado ahorcado en unos baños del recinto penitenciario, explicó hoy a Efe su abogado, Cristóbal Díaz.

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, ha confirmado esta mañana en Castellón que el presunto violador en serie de Las Palmas se suicidó por ahorcamiento, ya que no se ha encontrado ningún indicio, "por leve que sea", que pueda apuntar a otra causa de su muerte.

El letrado del acusado aseguró hoy que está estudiando la posibilidad de emprender acciones legales para determinar por qué se desactivó el "protocolo antisuicidio" que se había puesto en marcha para evitar que Miguel Ángel acabara con su vida.

"Desde hace tiempo venía diciendo que iba a hacer eso. Incluso se está hablando que hay una carta que habría dejado a su familia en la que hablaba de eso", aseguró el abogado Cristóbal Díaz.

El letrado acudió hoy al Instituto Anatómico Forense de Las Palmas para conocer el resultado de la autopsia que comenzó a practicarse esta mañana al cadáver del presunto violador de Las Palmas, si bien no le facilitaron todavía los resultados al no haber concluido todavía.

Desde Instituciones Penitenciarias, su responsable Mercedes Gallizo dijo hoy que su departamento se "hace todo lo posible por evitar" los suicidios en las cárceles españolas, aunque, según ha apuntado, "a veces es muy difícil".

El presunto violador de Las Palmas, que casi siempre empleaba una furgoneta blanca que fue denunciada por muchas víctimas y que había generado cierta psicosis en Gran Canaria, fue detenido el pasado 11 de septiembre en el barrio de La Feria de Las Palmas de Gran Canaria tras una larga investigación policial de dos años.

Una veintena de mujeres lo habían reconocido como el hombre que las agredió sexualmente, aunque los delitos cometidos podrían ser más ya que se estaba pendiente de los resultados del cotejo de su ADN con restos biológicos de violaciones ocurridas en Canarias en la última década.