Público
Público

Un cardenal emérito alemán desata polémica antes de la visita del papa al Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cardenal emérito alemán Walter Kasper, asesor del Papa, ha encendido la polémica en vísperas del viaje de Benedicto XVI al Reino Unido con unas declaraciones al semanario alemán "Focus", al que dijo que ese país parecía del Tercer Mundo, a la vez que criticó el "agresivo neo ateísmo" británico.

El Vaticano se ha apresurado a informar de que el cardenal emérito no viajará con el Papa al Reino Unido y ha puntualizado el sentido de sus declaraciones.

Kasper, hasta el pasado julio presidente del Consejo Papal para la Unidad Cristiana, aseguraba a la citada publicación que "al aterrizar en el aeropuerto de Heathrow uno puede llegar a pensar que se está en algún país del Tercer Mundo" donde se discrimina a los cristianos.

"Especialmente en Inglaterra se ha extendido un agresivo neo ateísmo", apuntaba el cardenal emérito en "Focus", para añadir que, "por ejemplo, en British Airways, se discrimina a quien lleva colgada una cruz".

Las declaraciones de Kasper han desatado una ola de críticas en medios británicos, en vísperas del de por sí delicado viaje del Papa al Reino Unido, al que el cardenal emérito no irá.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, declaró hoy que el cardenal emérito no acompañará al Papa en su visita al Reino Unido por motivos de salud.

Lombardi precisó que la renuncia de Kasper no se debe a la polémica levantada en la prensa británica por sus declaraciones.

En sus declaraciones a "Focus", el cardenal emérito se refería a que "cuando se llega a Londres, como sucede en muchas grandes ciudades del mundo hoy en día, uno advierte desde el inicio que se encuentra en un país en el que confluyen muchas realidades de diferentes orígenes y condiciones", según explicó Lombardi.

En cuanto a la afirmación de que en el Reino Unido existe un "nuevo y agresivo ateísmo", Lombardi dijo que el purpurado aludía a "las posiciones adoptadas por algunos conocidos autores que se presentan de un modo particularmente agresivo y se cubren con argumentaciones científicas o culturales, pero que en realidad no tienen el valor que ostentan".

"Esto no significa que el cardenal Kasper no sepa que se trata de posturas y corrientes limitadas y reconozca el gran valor de la cultura británica", agregó el portavoz vaticano.

Lombardi aseguró además que las opiniones expresadas por el cardenal Kasper no tenían ninguna "intención negativa" o de desprecio por el Reino Unido.

Benedicto XVI inicia este jueves un visita de cuatro días y de carácter ecuménico al Reino Unido, con la que espera relanzar el diálogo con los anglicanos y contra la que se han expresado grupos laicos que le acusan de ocultar casos de curas pederastas.

La visita se realiza un año después de que el Vaticano anunciara la disposición de Benedicto XVI a acoger a todos los anglicanos que lo deseen y aprobara una constitución apostólica que prevé, entre otras, la ordenación de clérigos anglicanos ya casados como sacerdotes católicos.