Público
Público

Carla Bruni se convierte en embajadora mundial contra el sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera dama de Francia, cantante y ex modelo Carla Bruni-Sarkozy, se convirtió hoy en embajadora del Fondo Mundial para la protección de las madres y los niños contra el sida, coincidiendo con la jornada internacional de lucha contra esa enfermedad.

"El mundo se ha habituado al sida (...) y no vemos el escándalo y la urgencia" de una enfermedad que ha acabado con la vida de más de 25 millones de personas desde el descubrimiento del primer caso en 1983, señaló Bruni-Sarkozy.

Portando un lazo rojo sobre la solapa izquierda de su chaqueta, la esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, explicó que quiere aprovechar su imagen mediática para ayudar en la prevención y en la protección de las madres y de sus hijos afectados por la enfermedad, los "más vulnerables".

En el mundo, más de dos millones de niños viven infectados por el virus del sida, de los que el 90 por ciento se encuentran en África, y, por otro lado, las mujeres son las víctimas del 60 por ciento de las nuevas infecciones que se producen a nivel mundial, según datos del Fondo Mundial contra el Sida.

"Podemos evitar que las madres transmitan el sida a sus hijos", señaló la nueva embajadora del Fondo Mundial de la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y el Paludismo desde su creación en Ginebra en 2002.

El miedo de quedar excluidas de su comunidad y de su familia hace que las madres tengan miedo y no quieran hacerse análisis, dijo Bruni-Sarkozy en una conferencia de prensa celebrada hoy en París.

La primera dama gala explicó que no se ha comprometido "por azar" con esa causa, sino que es la continuación de una lucha en la que ya estaba implicada con su familia y afirmó estar "contenta de poder ir mucho más lejos gracias a esta misión de embajadora".

Su labor, que se compondrá de tres niveles, consistirá en ayudar a movilizar a políticos y artistas, y en actuar sobre el terreno, aunque la esposa del jefe del Estado francés no detalló cómo va a implicarse en esa lucha para evitar la propagación de la epidemia, si bien apuntó que "la información" es un arma fundamental.

Reconoció, asimismo, que todavía no tiene en su agenda eventos relacionados con su nueva misión, aunque precisó que podrá "dar mucho más contenido a sus viajes oficiales", ya que éstos no se circunscribirán exclusivamente a la representación de su país y a acompañar a su marido.

Bruni-Sarkozy se dirigió a la prensa acompañada por el director ejecutivo del Fondo Mundial, Michel Kazatchkine, quien recordó que cada 15 segundos se produce un nuevo contagio en el mundo y que cada año contraen esa enfermedad unos 2,7 millones de personas, la inmensa mayoría de ellas del África subsahariana.

"Sí, los progresos están ahí, pero los desafíos persisten", señaló Kazatchkine, quien subrayó que "el sida continúa revelando y denunciando las debilidades de los sistemas sanitarios de los países pobres".

A una semana de que los franceses que identificaron ese virus, Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi, reciban el Premio Nobel de Medicina por su descubrimiento, Kazatchkine recordó que el año pasado dos millones de vidas se perdieron por culpa del sida y que 33 millones de personas padecen esta enfermedad.