Público
Público

Carla del Ponte pide a UE, EEUU y ONU que apoyen la investigación sobre el primer ministro kosovar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ex fiscal general del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPYI), Carla del Ponte, pidió hoy a la UE, a EEUU y la ONU que apoyen las investigaciones sobre el primer ministro kosovar Hashim Thaçi, presunto "actor clave" de la mafia y el crimen organizado en Kosovo.

"Imploro a la Unión Europea (UE), a Estados Unidos, a otros países interesados y a las Naciones Unidas (ONU) a que provean a la EULEX (misión europea de justicia de la UE en Kosovo) de todo el apoyo político y material para llevar a cabo la investigación criminal de estas acusaciones y para el enjuiciamiento de todas las personas sospechosas de haber participado en estos crímenes", dijo del Ponte en una entrevista a Swissinfo.

La ex fiscal general fue la primera en denunciar en 2008 la supuesta implicación de altos cargos del gobierno kosovar en atrocidades y crímenes cometidos contra la población serbia.

En su libro "La caza. Yo y los criminales de guerra", citaba testimonios que denunciaban, entre otros, la supuesta extracción de órganos a 300 serbios deportados de Kosovo al norte de Albania e implicaba a altas instancias del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) actualmente en el Gobierno.

Al conocer estas denuncias, el diputado suizo y miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Dick Marty, comenzó a investigar, y este martes hizo público un informe en el que se acusa a Thaçi de ser el líder de la mafia kosovar que, entre otras cosas, participaba en la extracción de órganos de presos para su tráfico internacional en el mercado de trasplantes.

"Durante 2008 llamé la atención sobre informaciones creíbles que la oficina del fiscal del TPIY había recibido sobre secuestros y desapariciones de personas en Kosovo en 1999, e indicios de que algunas de las víctimas de esos secuestros fueron asesinadas en un esfuerzo organizado de beneficiarse con la captura y tráfico de sus órganos", señaló del Ponte en la entrevista.

"Estas indignantes aseveraciones hechas en mi libro de memorias fueron respaldadas por evidencias físicas creíbles y comprobables obtenidas durante una misión en el territorio de la República de Albania por investigadores del TPIY y de la Misión de Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK) en presencia de un fiscal del gobierno de Albania", agregó la fiscal.

Del Ponte explicó que ella no pudo proseguir con la investigación a pesar de las evidencias porque el TPYI no tenia jurisdicción en ese asunto "aunque la UNMIK, las autoridades de Kosovo y de la República de Albania sí la tenían", especificó.

"La del Consejo de Europa ha sido la única investigación creíble jamás realizada por cualquier cuerpo competente, local o internacional en este asunto", puntualizó.

Del Ponte dijo haberse sentido muy sorprendida por lo relatado en el informe.

"Estoy conmocionada y profundamente afligida" por lo que describe el informe sobre la 'cosecha de órganos' -el asesinato de prisioneros para extraer y vender órganos- por parte de altos mandos del Ejército de Liberación de Kosovo, incluidas personas que ahora tienen altas posiciones en el gobierno.

"Dejemos que las acusaciones del Consejo de Europa se transformen en un grito para que la comunidad internacional haga lo que se necesita para resolver este problema", concluyó.