Público
Público

Carlos Fabra anuncia una oferta por el aeropuerto 'fantasma' de Castellón de 50 millones más de lo que costó

La instalación se inauguró en marzo de 2011, sigue sin actividad y supuso un desembolso de 150 millones. El presidente de la sociedad pública que lo gestiona augura que podría estar operativo en junio y que generar&iacute

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Carlos Fabra, presidente de la sociedad pública Aerocas, y Máximo Buch, consejero de Economía, Industria, Turismo y Empleo de la Generalitat valenciana, han anunciado este miércoles a bombo y platillo que un grupo empresarial de capital riesgo ha presentado una oferta de 200 millones de euros por el aeropuerto de Castellón, que todavía permanece sin actividad pese a que fue inaugurado en marzo de 2011.

El grupo, del que han preferido no desvelar su identidad, presentó su oferta el 31 de diciembre, dos días después de que venciera el plazo dado por Carlos Fabra para que el aeropuerto saliera a la venta si no se alcanzaba un acuerdo con la antigua concesionaria de la infraestructura, con quien la Generalitat mantiene un conflicto por la ruptura del contrato.

Los 200 millones ofertados cubrirían la compra de la infraestructura y las diversas inversiones que se tuvieran que realizar en la zona industrial y franca del aeropuerto y sus alrededores. Teniendo en cuenta que desde se estrenó sin aviones hace casi dos años la Generalitat ha invertido 150 millones de euros en el aeropuerto y ha recibido infinidad de críticas por su construcción y su infrautilización, la oferta se están estudiando con especial interés y en breves fechas comunicarán su respuesta.

Pero ahí no acaba el despilfarro que ha supuesto el aeropuerto. Pese a que permanece sin aviones y sin actividad, el aeropuerto provoca unos gastos mensuales de 300.000 euros en salarios y mantenimiento. Otros 35 millones de euros se han gastado en campañas de publicidad, otros 300.000 euros se pagó por una estatua del propio Carlos Fabra que encargó él mismo al escultor Juan Ripollés y además el director del aeropuerto, Juan García-Salas, se subió su sueldo en 4.000 euros el año pasado pese a la orden de reducirlo en un 15%.

Ahora, según Fabra, la voluntad del grupo empresarial es que la infraestructura aeroportuaria, inaugurada oficialmente en marzo de 2011 y aún sin tráfico aéreo, esté operativa antes del 30 de junio de 2013. Además, ha asegurado que este grupo tiene 'grandes proyectos para el aeropuerto y para la economía de la provincia de Castellón' y augura que su inversión podría suponer 'la creación de 1.200 o 1.400 puestos de trabajo nuevos directos e indirectos' y podría venir además, con una 'alguna aerolínea debajo del brazo'.

Fabra ha aprovechado la oportunidad para criticar a los 'agoreros' que 'todo el día están en contra del aeropuerto, pues se ve que en las Corts valencianes no tienen otra finalidad que hablar del aeropuerto', que si el recinto 'está operativo, la economía de la provincia será mucho mejor para todos, incluso para ellos, que no se lo merecen'.

Por su parte, el consejero Buch ha felicitado a Fabra 'por el trabajo que ha hecho' y ha pedido calma con repecto a la operación porque 'todas estas operaciones van sujetas a un acuerdo de confidencialidad' y porque 'decimos que las operaciones duran lo que dura un embarazo: nueve meses'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.