Público
Público

Carlos Saura se enfrenta a la "españolada" en su ópera "Carmen" en el Palau de les Arts

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Valencia, 21 sep (EFE).- El cineasta Carlos Saura, director de escena de "Carmen", ópera inaugural de la temporada 2007-2008 del Palau de les Arts Reina Sofía Valencia, asegura que en esta producción, "lejos de rehuir la españolada, nos enfrentaremos a ella, tratando de potenciar uno de nuestros grandes mitos".

En su nueva producción, que se estrenará el próximo 27 de octubre, Saura busca "deliberadamente el anacronismo, mezclando personajes y trajes actuales con otros antiguos o inventados", según indicó hoy en un comunicado el Palau de les Arts.

El cineasta llegará a Valencia el próximo lunes para iniciar los ensayos y supervisar las labores de montaje, después de trabajar el montaje en el propio Palau de les Arts antes del verano.

El coliseo valenciano coproducirá "Carmen" con el Maggio Musicale Florentino, mientras que Lorin Maazel será el director musical de la versión del clásico de Bizet.

Saura se decanta en esta nueva producción "por una puesta en escena arriesgada y visualmente creativa, que acompañe rigurosamente al drama", precisó, y adelantó que "para nuestra Carmen de Valencia hemos diseñado unos decorados sencillos y diáfanos y en donde la luz se convierte en protagonista".

El realizador se muestra partidario de dinamizar las acciones cuando sea posible, de modo que personajes como "las cigarreras no sólo pelearán entre sí, sino que se formarán una especie de ballet con los dos grupos contendientes", avanzó.

Según explicó, la complejidad de esta ópera radica en que "Carmen y Don José son dos personajes que viven el uno para el otro, intercambiando personalidades y sexos".

"Carmen, que es fuerte y decidida y no quiere tener ataduras sentimentales, podría representar perfectamente a la mujer de hoy. Don José, deslumbrado por la mujer y atraído pos su sensualidad, es tímido, delicado, sensible e inexperto en cuestiones amorosas", relató el cineasta.

En su escenografía recurrirá a efectos como los "elementos móviles semitransparentes, organizados de forma racional" y, en el último acto, "dos formas circulares, inmaculadamente blancas, simbolizarán un plaza de toros en un espacio que se modificará sobre todo por la luz".

Saura cuenta en su equipo con su hijo Carlos Saura Medrano, además de con José Luis López Linares, uno de los más reputados directores de fotografía del cine español, encargado de la iluminación en las dos óperas de "Carmen" que realizó junto al director de cine.

Laura Martínez se encargará de las labores escenográficas, mientras que el responsable del vestuario es Pedro Moreno.