Público
Público

La carne de cerdo irlandesa contaminada con dioxinas no supone un riesgo para la salud

La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria ha determinado que el peligro sanitario por ingerir carne contaminada es mínimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA) considera que no hay riesgos para la salud por el consumo de carne de cerdo contaminada con dioxinas detectada en Irlanda.

La AESA señala que sólo en casos extremos, en los que se produjera una ingesta diaria de carne de cerdo 'contaminada al cien por cien' por dioxinas durante un plazo prolongado, habría peligro para el consumidor.

Los científicos han respondido así a la Comisión Europea sobre los riesgos para la salud humana de cerdos y ganado vacuno contaminado con dioxinas en Irlanda.

Para el dictamen, la AESA ha analizado varios supuestos, teniendo en cuenta un consumo mayor o menor de carne de cerdo con un contenido en dioxinas en los niveles que se encontraron en el ganado de Irlanda.

En concreto, señala, los índices de dioxinas de tipos como el policlorinato de bifenilo en niveles superiores a los 200 picogramos por gramo de grasa. La Unión Europea establece que el grado de tolerancia 'semanal' de esas sustancias en humanos es de 14 picogramos por kilo de peso corporal.

Un exceso de dioxinas puede tener efectos dermatológicos, inmunotoxicidad, cancerígenos. Y en la reproducción, su toxicidad se mide según la cantidad acumulada en un cuerpo humano durante toda su vida.

La AESA revela, en su informe, que la exposición de una persona a altos niveles de dioxinas comenzó en septiembre, fecha en la que según los análisis empezaron a aumentar las concentraciones de esas sustancias en los piensos que infectaron al ganado en Irlanda y por eso habla de un período de 90 días.

También informa que Irlanda 'ha tomado medidas' para que no llegue carne contaminada al mercado y que los jefes veterinarios de la UE han analizado el texto.