Público
Público

Carod abre la veda de las listas de ERC

El vicepresidente de la Generalitat se adelanta y muestra su interés por formar parte de la candidatura de Puigcercós

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En 15 días como presidente accidental de la Generalitat de Catalunya, Josep-Lluís Carod-Rovira ha acaparado todo el protagonismo que perdió tras el congreso de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de junio de 2008, cuando Joan Puigcercós tomó las riendas de la formación. Carod, vicepresidente del gobierno catalán, abrió ayer la veda de las listas para las autonómicas de 2010 al mostrarse dispuesto a formar parte de la candidatura de su partido. Hace una semana, había encendido otra mecha, la de manifestarse antes de que el Tribunal Constitucional decida si modifica el texto del Estatut.

'Es evidente que sí', respondió Carod en una entrevista a la agencia Efe a la pregunta de si estaría dispuesto a ir en las listas y a hacer campaña con Puigcercós. El ex presidente de Esquerra ya adelantó en abril, cuando anunció que renunciaba a ser cabeza electoral, que quería acompañar a Puigcercós, pero sin precisr en qué consistiría tal acompañamiento. Ayer confirmó que quiere estar en las listas. 'Avalo a Puigcercós como candidato y estoy dispuesto a comprometerme en primera línea de implicación política'

Carod no quiso hablar de ir como número 2 ni de 'formar un tándem' con el actual secretario general. Se limitó a decir que 'respaldará' a Puigcercós en estos comicios. Sin embargo, sectores afines a Carod, integrados en la ejecutiva de ERC tras el triunfo de Puigcercós en el último congreso del partido, ya han movido ficha en la futura guerra de las listas: Carles Bonet, portavoz de ERC en el Senado, se mostró la semana pasada partidario de que Carod fuera el segundo del cartel autonómico.

Tras liderar las listas de ERC en diversas contiendas electorales, Carod pone ahora 'a disposición del partido todo este capital político'. 'El partido sabrá dónde he de ir, si es que he de ir', declaró. Desde la formación, su secretario general, Joan Ridao, subrayó ayer que entiende la predisposición de Carod pero que aún no se ha abierto el proceso de composición de listas y que, por lo tanto, el único nombre que está decidido es el de Puigcercós, que podría ser proclamado formalmente candidato en un Consell General extraordinario 'a finales de septiembre o a principios de octubre'. Ridao reconoció que Carod 'seguro que tiene un papel en la política catalana de los próximos años'. El vicepresidente catalán está de acuerdo: 'Alguien que comienza en política a los 12 años, como yo, no se retira a los 57', señaló ayer Carod.

La actividad de Carod ha quedado patente en su reciente cometido de presidente accidental. Su primera acción de efecto fue el de lanzar la idea de una manifestación previa a la decisión del Tribunal Constitucional sobre el recurso contra el Estatut. A Carod le llovieron las críticas y al final sólo le ha secundado Pasqual Maragall. Desde Granada, el president, José Montilla, ya rechazó la idea de su colega de tripartito de echarse a la calle antes de que se pronuncie el Tribunal, aunque matizó que el Estatut, más que una simple norma que los jueces puedan cambiar, es un 'pacto político'.