Público
Público

Carod se postula como candidato a la Generalitat en una ERC refundada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex líder de ERC y actual vicepresidente del gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, se ha postulado hoy como candidato a la presidencia de la Generalitat en una Esquerra "refundada" para adaptarse a la Cataluña actual y seguir creciendo como partido de gobierno.

En una conferencia pronunciada en la Biblioteca Jaume Fuster de Barcelona ante unas 250 personas, Carod-Rovira ha remarcado la validez de la línea política emprendida en 1996 en el Congreso de Vilafranca del Penedès (Barcelona), que en su opinión les ha permitido "crecer y conseguir los resultados obtenidos hasta hoy".

Al igual que ocurrió hace un mes con la conferencia del actual líder de ERC, Joan Puigcercós, el vicepresidente del gobierno catalán no ha expresado de forma directa su intención de ser candidato en las elecciones catalanas del 2010, pero sí que ha reiterado su disposición a seguir estando "en primera línea" en las responsabilidades que el partido le confíe.

Esto ha dado pie a las personas más próximas a Carod-Rovira a interpretar que se ha postulado como candidato, aunque "sin abrir el melón de las elecciones primarias" dentro de ERC y sin renunciar al diálogo con la actual dirección para encontrar una solución de consenso.

De hecho, Carod-Rovira ha subrayado su voluntad de dar "un voto de confianza" a Puigcercós y al secretario general, Joan Ridao, "porque son los dirigentes que los militantes han querido que tuviésemos y se merecen el derecho a hacer las cosas bien".

Ha recordado, no obstante, que en los últimos congresos de ERC los militantes optaron por "la filosofía de distinguir entre liderazgos institucionales y de partido, y creo que hay que expresar el máximo respeto a esto".

Sobre la refundación de ERC, Carod-Rovira ha recordado en primer lugar su apuesta por que ERC siga siendo un partido de gobierno que aspire a asumir "las máximas responsabilidades" del país, "y esto -ha dicho- no tiene nada que ver con actitudes extraparlamentarias, y con la cultura del 'no' a todo".

"Tiene que ser un partido con vocación de mayorías, lo que no tiene nada que ver con el de ser pocos pero buenos, porque si somos pocos nunca seremos nada, y un partido que debe situarse en el centro del escenario político, pero ideológicamente en la izquierda", ha añadido.