Público
Público

Carolina del Norte respira con alivio tras el paso del huracán "Earl"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La costa de Carolina del Norte se salvó del peligroso huracán "Earl" que afectó débilmente al estado, que hoy respira con alivio al comprobar que los daños han sido menores.

"Será un hermoso fin de semana del día del trabajo en Carolina del Norte. Por la mayor parte, parece que esquivamos una bala. Todo vuelve a la normalidad", afirmó hoy la gobernadora Beverly Perdue.

Según Perdue, los equipos de emergencia comenzaron las tareas de evaluación en las zonas que recibieron vientos de hasta 165 millas por horas y fuertes olas que causaron inundaciones en algunas carreteras de las islas Ocracoke y el cabo Hatteras.

El puente que conecta con Hatteras todavía se mantiene cerrado, para que los trabajadores remueven las bolsas de arena colocadas en la interestatal 12, que sufrió algunos daños por el agua que trajo el ciclón.

Las autoridades destacaron que la mayoría de las playas del estado están abiertas y listas para que regresen los turistas y disfruten de unos días de sol.

"Los residentes y veraneantes acataron con calma las ordenes de evacuación y todo parece que salió de acuerdo a los planeado. Fue una buena práctica para esta temporada de huracanes muy activa", agregó Doug Hoell, director de la Administración de Emergencias.

La mayoría de las rutas de los ferries que prestan servicios a las islas cercanas a la costa han comenzado a funcionar.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) informó de que Earl produjo "poco oleaje" y que se debilitó hasta llegar a la categoría 2 cuando el ojo del ciclón pasó alejado de la costa de Carolina del Norte.

"Earl" volvió a disminuir hoy su intensidad y ahora es un huracán de categoría uno.

Los efectos de "Earl" en Carolina del Norte se han reducido a daños menores en un hotel de Atlantic Beach y cientos de casas perdieron el servicio de electricidad que fue restaurado inmediatamente.

Sin embargo, Perdue urgió a visitantes y residentes ser "cautelosos" al recorrer las zonas que impactó "Earl" y estar pendientes de posibles escombros y líneas de electricidad caídas.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU anunció hoy que "Earl" perdió intensidad al bajar sus vientos máximos sostenidos a 140 kilómetros por hora en su camino hacia el sureste de Nueva Inglaterra, por lo que ahora es un ciclón de categoría uno.

"Earl" se halla situado a unos 280 kilómetros al noreste de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte, y a 565 kilómetros al sur-sureste de Nantucket (Massachusetts).

El ciclón se aleja de la línea de islotes del litoral de Carolina del Norte, cerca de donde pasó, y avanza ahora en dirección norte-noreste con una velocidad de traslación de 33 kilómetros por hora.

"El centro de 'Earl' continuará hoy alejándose de las islas de Carolina del Norte y se aproximará esta noche al sureste de Nueva Inglaterra", señaló el CNH, con sede en Miami.

Los especialistas en huracanes indicaron que, pese a que se vaticina un debilitamiento de "Earl", se espera que "permanezca como un ciclón grande" a medida que se aproxima al sureste de Nueva Inglaterra.