Público
Público

Carolina Ruiz dice que busca podios y "ojalá llegue alguna victoria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La andaluza de origen chileno Carolina Ruiz, que este fin de semana disputará los dos descensos y el supergigante de la Copa del Mundo de esquí alpino que tendrán lugar en la estación canadiense de Lake Louise, declaró a Efe que esta temporada quiere "podios" y que "ojalá llegue alguna victoria".

Carolina, nacida en Osorno (Chile) hace 27 años y que desde que era un bebé reside en Granada, evolucionó de ser especialista en gigante -fue subcampeona júnior y segunda en la prueba de la Copa del Mundo de esa disciplina en Sestriere (Italia), en 2000- a serlo ahora en las pruebas de velocidad.

Hace un año, con el séptimo puesto en el descenso de la Copa del Mundo de Aspen (Colorado, EEUU) logró el mejor puesto de toda la historia del esquí español en esa disciplina, algo que espera superar esta temporada, que para ella arranca "en serio" este fin de semana.

"Estuvimos en Soelden (Austria), pero esto para mí ha empezado ahora, con los entrenamientos para el primer descenso", comentó, en conversación telefónica desde Lake Louise la esquiadora de Sierra Nevada, que el miércoles participó en el primer ensayo para el descenso de mañana.

"El primer contacto ha sido en el primer entrenamiento, en el que marqué el 18. Ha estado nevando y la pista la intentaron preparar bien, pero en la parte alta estaba algo blanda. Tuve algún fallo en la línea, pero eso es algo normal. Hay que ir afinando para el primer descenso. Está haciendo más frío y espero que la pista quede bien", dijo.

"No sé si esta temporada me irá mejor el supergigante o el descenso. Creo que mi nivel está parejo en ambas disciplinas. Pero no hay nada como competir para ver dónde estamos. Para mí la temporada empezó ayer, con el primer entrenamiento. Ya tenía muchas ganas de que esto empezara a moverse, porque el verano se hace largo", indicó.

"Estoy algo nerviosa, pero con muchísimas ganas, porque estoy esquiando bien. Tanto mental, como físicamente, me veo más fuerte y tengo muchas ganas de competir", comentó a Efe Carolina, que entrena a las órdenes del italiano Valerio Ghirardi, con quien logró todos sus éxitos su compatriota Isolde Kostner, doble campeona mundial (de 'súper') y triple medallista olímpica.

Los italianos Andrea Nocenzo y Stefano Dalmasso ejercen de segundo técnico y 'skiman' -preparador de esquís-, respectivamente, en un equipo en el que está integrada la aragonesa Leyre Morlans, que también tiene previsto tomar la salida en los dos descensos y el supergigante de Lake Louise.

"Este año espero lograr algunos podios y, ¿por qué no?, ojalá llegue alguna victoria", declaró 'Caro', que nombró entre las favoritas al triunfo en las pruebas del fin de semana a la estadounidense Lindsey Vonn, última ganadora de la Copa del Mundo, a la veterana austriaca Renate Goetschl y a la canadiense Janyk Britt.

"Aparte de porque corremos aquí en Canadá, las canadienses se están preparando a tope para sus Juegos (en Vancouver, en 2010), por eso creo que estarán fuertes, pero hay que esperar a ver qué pasa", añadió la andaluza, que mandó un mensaje de apoyo a su paisana Maria José Rienda, que el pasado sábado se rompió el ligamento cruzado anterior en el gigante de la Copa del Mundo de Aspen.

"Es una faena lo que le ha pasado. Una lesión nunca viene en buen momento, pero ya es mala suerte que justo después de haberse recuperado de una lesión tan larga haya tenido que sufrir otra. Ahora hay que tener paciencia y muchos ánimos. Pero si ella quiere seguir hasta Vancouver es lo mejor que podría hacer", declaró. "No sería la primera en regresar a lo más alto desde una situación así. Ya lo hizo Picabo Street", concluyó.