Público
Público

Caroline Kennedy retira su candidatura al Senado de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Ellen Wulfhorst

Caroline Kennedy, hija del fallecido presidente John F. Kennedy, retiró el jueves su candidatura para ocupar el escaño por Nueva York en el Senado de Estados Unidos dejado vacante por Hillary Clinton.

Kennedy citó razones personales en un breve comunicado.

La decisión se produjo después de que su tío, el senador estadounidense Ted Kennedy, a quien supuestamente está muy unida, se desplomara el martes durante un almuerzo en Washington con motivo de la investidura del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El senador de Massachusetts de 76 años, que está luchando contra un cáncer cerebral, fue dado de alta del hospital un día después.

Clinton juró el miércoles su cargo como secretaria de Estado y dimitió del Senado, dejando la decisión de ocupar el puesto vacante en manos del gobernador de Nueva York, David Paterson.

Kennedy había sido considerada favorita para un escaño ocupado en el pasado por su tío Robert Kennedy.

"Comuniqué hoy al gobernador Paterson que, por razones personales, retiro mi nombre para ser considerado para el Senado de Estados Unidos", dijo Kennedy en el comunicado emitido por su portavoz.

La decisión deja al fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, como el principal candidato para suceder a Clinton. Cuomo, hijo del antiguo gobernador de Nueva York Mario Cuomo, fue secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda con el presidente Bill Clinton.

Otra posible sucesora, la congresista Carolyn Maloney de Nueva York, fue elegida para dirigir el Comité Económico Juntos, lo que indica posiblemente que está fuera de la competición.

Kennedy, de 51 años, que ha protegido durante mucho tiempo su privacidad y nunca ha tenido un cargo público, lanzó una inusual campaña por el escaño de Clinton después de que Obama optara por la senadora por Nueva York y ex primera dama para ser secretaria de Estado.

Fue criticada por dar lo que algunos consideraron respuestas vagas o inconexas en entrevistas con medios de comunicación. Algunos también cuestionaron si Kennedy, que no se molestó en votar en varias elecciones, lograría el escaño únicamente porque tenía el nombre de una dinastía política americana.

Kennedy pasó parte de su infancia en la Casa Blanca antes de que su padre fuera asesinado en 1963. Pasó gran parte de su vida intentando evitar ser el centro de la atención pública hasta que respaldó Obama para la presidencia el año pasado.