Público
Público

Las carreteras españolas presentan el peor estado de conservación de los últimos 25 años

El ministerio de Fomento lleva 850 días sin licitar ningún ningún tipo de obra para la conservación de la red viaria estatal, denuncian los fabricantes de asfalto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los recortes del gasto público no sólo se ceban con la sanidad, la educación y los servicios sociales. También afectan, y de manera intensa, al mantenimiento de la infraestructuras. La crisis ha provocado que las carreteras españolas presenten el peor estado de conservación de los últimos 25 años. Esa es la denuncia que hacen al unísono la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (Asefma) y la Asociación Española de la Carretera (AEC) coinciendo con el Día Europeo de la Seguridad Vial.

Asefma califica de 'escandaloso' el deterioro de las carreteras españolas y denuncia que el ministerio de Fomento lleva más de 850 días sin licitar ningún ningún tipo de obra de refuerzo de firmes para la conservación de la red viaria estatal. Algo parecido ocurre en la mayoría de las comunidades autónomas, afirma esta misma asociación. 

Para Jacobo Díaz, director general de la AEC, la 'mala conservación' de las carreteras españolas repercute en una pérdida de la calidad en la circulación, en el descenso en la seguridad vial y en un coste asociado a los vehículos. La seguridad vial es la primera afectada por la ausencia de inversión en conservación de firmes, pero también deriva en un encarecimiento del transporte, el empeoramiento de la fluidez del tráfico, la disminución de la vida útil de los vehículos y el aumento del consumo de combustible. Esta situación acarrea también consecuencias ambientales, ya que un firme en mal estado supone un aumento entre un 12% y un 34% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según sus datos de la AEC, solo en la red que depende del Ministerio de Fomento se invierte en conservación y mantenimiento la mitad de lo que sería necesario con los parámetros europeos de esta materia. Díaz aseguró que se considera 'aceptable' invertir en conservación cada año el 2% del valor de una carretera. Asefma calcula que la inversión mínima para conservar los más de 650.000 kilómetros que componen las redes españolas de carreteras, una vez enjugados los déficit actuales, sería de 1.288,89 millones de euros al año, pero actualmente se invierten menos de 1.000 según los cálculos de la AEC.

Pero sólo para devolver los firmes a un estado mínimamente adecuado se necesitaría una inversión superior a 5.200 millones de euros, añaden los fabricantes de Asefma. En ese dato coincide la AEC, que estima que las carreteras españolas tienen un 'déficit acumulado' en los últimos años de unos 5.500 millones de euros. 'Es evidente que eso va a ser muy difícil de recuperar', subraya Díaz. Para él, 'lo que no se ha conservado en cinco años en carreteras se deteriora por completo, pero no va a haber dinero para reponerlo por completo'.