Público
Público

Carromero aterriza en Madrid y su abogado ya habla de pedir su indulto

El dirigente de NNGG del PP, sentenciado a cuatro años en Cuba por homicidio imprudente, es trasladado al centro penitenciario de Segovia, se le realizarán los exámenes médicos pertinentes, previos a que la Junta de Tratami

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Ángel Carromero, ya está en España para cumplir el resto de su condena. Custodiado por agentes españoles de la Interpol, Carromero ha llegado al aeropuerto de Barajas sobre las 12:10 horas en un vuelo regular de la compañía Air Europa procedente de La Habana.

Minutos después de conocerse que el dirigente de NNGG había aterrizado en España, la presidenta del PP de Madrid y expresidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre le ha dado la bienvenida con un mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter. '¡Bienvenido a España! #Angelcarromero', reza el mensaje.  que ha retuiteado mucha gente y cuyo contenido han compartido también otros compañeros de partido. La presidenta de los conservadores madrileños tiene intención de visitar a Carromero en la prisión.

Otros dirigentes del PP también han utilizado Twitter para dar su particular saludo a Carromero. El diputado nacional Pablo Casado ha dicho en su cuenta de esta red social: 'Se acabo la pesadilla. Bienvenido a casa Ángel!' y el concejal del Ayuntamiento de Madrid David Erguido ha exclamado:'¡Por fin! Ángel Carromero ya está es España. #freecarromero'. Otros populares, como la diputada regional Isabel Díaz Ayuso han dado la bienvenida al dirigente popular, aunque en la red social también se han podido encontrar críticas a esa vuelta de Carromero de Cuba acompañadas de la etiqueta #angelcarromero.

Carromero fue condenado a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente por el accidente de tráfico donde fallecieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero. Aunque la intención inicial era que el dirigente de NNGG estuviera en Madrid para Nochebuena o Navidad, finalmente no ha podido ser y su regreso se ha retrasado unos días. Carromero será trasladado a la cárcel de Segovia para cumplir el resto de su condena. Una vez llegue al centro penitenciario, se le realizarán los exámenes médicos pertinentes, previos a que la Junta de Tratamiento de dicha cárcel decida si le clasifica en tercer grado.

El Consejo de Ministros autorizó el pasado 14 de diciembre el traslado a España de Carromero, después del acuerdo alcanzado con Cuba ocho días antes, para que éste cumpla en España la condena impuesta por las autoridades cubanas. En principio, la ejecución de su condena es competencia de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, que se encargará de supervisar su cumplimiento. Si le fuera concedido el tercer grado por parte de Instituciones Penitenciarias en función de los informes que reciba de la Junta de Tratamiento de la prisión, Carromero podría realizar una actividad normal, ya que sólo tendría que ir a dormir al centro penitenciario de domingo a jueves, y podría pasar el fin de semana en su domicilio. A la hora de conceder un tercer grado, se tienen en cuenta aspectos como el arraigo, el hecho de tener un trabajo o que no represente riesgo para la sociedad o que no sea reincidente.

El abogado del dirigente de Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero, José María Viñals, espera que sea clasificado en tercer grado y no descarta incluso que se le pueda conceder el indulto cuando comience a cumplir en España la pena de cuatro años de cárcel a la que fue condenado en Cuba. En una entrevista con Efe, Viñals ha considerado que se merecería 'un tercer grado en una de las modalidades más benignas', lo que podría suponer que fuera sometido a controles telemáticos para evitar incluso que tuviera que pernoctar en prisión, y ha añadido que hará lo posible 'para que así sea'.

Según Viñals, Carromero ha vivido en  una 'pesadilla' desde que el pasado 22 de julio sufrió el accidente de tráfico en Cuba el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero. Durante su estancia en el centro cubano de Cien y Aldabó, las visitas que ha recibido se han limitado a las del cónsul general de España en La Habana, Tomás Rodríguez-Pantoja, los letrados cubanos que se encargaron de su defensa y el abogado José María Viñals como representante de su familia. Para este abogado, durante todo el procedimiento, que ha concluido con la repatriación a España de Carromero, el Gobierno 'ha estado muy bien', al igual que el cónsul general y el Ministerio de Exteriores, que han 'dejado hacer' y 'colaborado' con la defensa durante toda la fase judicial.

Viñals ha explicado que fue una vez que la sentencia fue firme cuando el Ministerio y la embajada asumieron el protagonismo y el liderazgo en las negociaciones con las autoridades cubanas, que han permitido el traslado de Carromero a España en aplicación del convenio bilateral de 1998 entre ambos países sobre ejecución de sentencias. Unas negociaciones en las que -ha asegurado- no ha tomado parte, ni conoce su contenido, como tampoco tiene constancia de si ha habido alguna condición impuesta por las autoridades cubanas.

El letrado no niega que ha podido existir cierta politización de este caso, que se ha desarrollado en tres niveles: uno jurídico y legal, otro mediático y un tercer nivel político, 'pero además con la especificidad de que había dos políticas, una en España y otra en Cuba, y tan dispares la una de la otra'. La defensa ha optado en ese contexto por un perfil bajo y así se lo ha aconsejado a los amigos y familiares de Carromero, que lo han respetado. 'Ha sido un encaje de bolillos', dice Viñals, que hace hincapié en que para todos 'lo fundamental también era que viniera cuanto antes'.