Público
Público

Carstens admite que Lagarde tiene "altas posibilidades" de ser elegida en el FMI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, se quejó hoy de que Europa esté "sobrerrepresentada" en el FMI, y reconoció que su rival para dirigir el organismo, la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, tiene "altas posibilidades" de lograr el puesto.

Carstens, quien se encuentra hoy en Washington para promocionar su candidatura a la dirección del Fondo Monetario Internacional, hizo un llamamiento para una reforma más profunda del sistema de representatividad en el organismo.

"Los países emergentes debemos demostrar de qué somos capaces. Yo estoy aquí para ofrecer esta alternativa", dijo el mexicano en una conferencia en el Peterson Institute.

Aunque reconoció que las posibilidades de que Lagarde sea la próxima directora gerente del FMI son "altas", indicó que "eso no quita que los mercados emergentes debamos sentar un precedente" al presentar otra opción.

"Puede que necesitemos más de un ronda para conseguir el puesto, pero si no empezamos en algún momento nunca lo conseguiremos", agregó.

Carstens hizo referencia a la norma no escrita que dicta que el director del FMI sea un europeo, algo que se ha mantenido desde la fundación del organismo multilateral en 1945.

"Es muy difícil romper una tradición de 65 años, y especialmente cuando uno de los grandes jugadores, como es Europa, siente que necesita que tiene que mantener el control en la institución debido a la crisis europea", reflexionó el gobernador del Banco Central de México.

No obstante, Carstens subrayó como una de las ventajas de su candidatura que puede aportar "una mirada más fresca que Lagarde".

"Alguien de fuera de Europa puede hablar con más franqueza", dijo al comentar la situación de algunos países europeos, como Irlanda, Grecia y Portugal, quienes han solicitado ayuda financiera internacional.

"Yo ayudaría a que la labor del Fondo no fuese percibida como parcial, estoy seguro de que Lagarde tratará evitar esto y se presentará como una directora no inclinada hacia la Unión Europea", añadió.

"Pero esa pregunta va a estar ahí, y ella tendrá que demostrar que no lo es. Y eso es algo que yo probablemente no tendré que demostrar", concluyó Carstens.