Publicado: 06.07.2015 23:04 |Actualizado: 06.07.2015 23:05

Carta de 'Alfon' desde la cárcel: "Aunque yo esté entre rejas, hemos vencido"

El joven, condenado a cinco años de prisión, escribe una misiva apenas tres semanas después de perder su libertad: "Ahora cumpliré condena, pero nos veremos en las calles al pasar estos años. ¡Fuerza compañeros, en nuestro interior guardamos un mundo nuevo!"

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Miles de personas se manifiestan por la liberación de Alfon en la Plaza de Callo de Madrid.

Miles de personas se manifiestan por la liberación de 'Alfon' en la Plaza de Callo de Madrid.

 MADRID.- El juicio a Alfonso Ortega fue polémico, como también lo fue su ingreso en prisión, a mediados del mes de junio. El supremo ratificó el pasado día 14 de ese mes la condena al joven Alfon a cuatro años de prisión, acusado de llevar un artefacto explosivo oculto en una mochila el día de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, y esa pena se suma a la que anteriormente le había impuesto un juez de lo Penal de un año de cárcel por un delito de resistencia a la autoridad que cometió el pasado 19 de junio de 2012.

Este lunes, apenas tres semanas después de su ingreso en prisión, el joven vallecano, convertido en un símbolo de la lucha contra la represión, y al que varias organizaciones y activistas consideran víctima de un montaje policial, Alfon rompía el silencio que mantuvo desde su ingreso en la cárcel con una breve misiva, reproducida íntegramente a continuación:

Hace días que llegué a esta celda. He decidido expresar a través de este escrito mi agradecimiento, pero sobretodo mi admiración hacia todos vosotros. Admiración porque, aunque ellos intenten callar nuestras voces y frenar nuestros pasos, con políticas de terror y represión, seguimos y seguiremos en las calles. 



Que aunque yo esté entre rejas, hemos vencido, pues hemos demostrado, una vez más, que nuestros gobernantes son perversos e injustos, que mientras los de su clase, sus compañeros de partido y socios portan la bandera de la usura y corrupción, mientras abocan a la sociedad y a los pueblos a la pobreza y desigualdad, seguimos siendo los obreros y las obreras quienes llenamos las cárceles.
Nuestra convicción y compromiso siguen intactos.
Ahora cumpliré condena, pero nos veremos en las calles al pasar estos años.
¡Fuerza compañeros, en nuestro interior guardamos un mundo nuevo!