Público
Público

Carter y Meshal se reúnen de nuevo en Siria para tratar una tregua y los prisioneros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de EEUU Jimmy Carter y el dirigente de la oficina política de Hamás, Jaled Meshal, se reunieron de nuevo hoy en Damasco para continuar sus conversaciones sobre una tregua palestino-israelí y un intercambio de prisioneros.

El número 2 de la oficina política del grupo islamista palestino en Damasco, Musa Abu Marzuk, explicó en un comunicado que Carter y Meshal trataron especialmente el caso del soldado israelí, Guilad Shalit, en poder de milicias palestinas de Gaza desde junio de 2006.

Por su parte, en declaraciones a la cadena de televisión qatarí Al Yazira, otro miembro de la oficina política de Hamás, Mohamed Nazal, apuntó que su grupo está "de acuerdo con estudiar un intercambio de prisioneros, el levantamiento del bloqueo (israelí) sobre el pueblo palestino y la reapertura de los pasos fronterizos de Gaza".

Nazal, que señaló que la reunión comenzó a las 07.00 horas (04.00 horas GMT), indicó que Carter volvió a pedir a los responsables de Hamás que den muestra de buena fe de cara a una posible tregua con Israel.

La entrevista de Carter y Meshal, residente en la capital siria, se produjo después de que ayer lo hicieran en dos ocasiones.

En la primera reunión, Carter transmitió al líder de Hamás la disposición del ministro de Industria israelí, Eli Yishai, de negociar con él sobre el caso de Shalit.

A finales del mes pasado, Yishai, líder del partido religioso sefardí Shas, pidió a su Gobierno negociar con Hamás para lograr la liberación de Shalit, presumiblemente en Gaza, poco después de que Meshal declarara que el militar israelí seguía con vida.

La postura de Yishai contrasta con la línea expresada hasta ahora por el primer ministro israelí, Ehud Olmert, de no mantener negociaciones directas con Hamás, que siempre ha condicionado la liberación del soldado a la puesta en libertad de prisioneros palestinos en cárceles israelíes.

Los encuentros de Carter y Meshal se han celebrado a pesar de las críticas lanzadas en los últimos días desde Estados Unidos e Israel, que no ven con buenos ojos que Carter, premio Nobel de la Paz en el 2002, se reúna con representantes de Hamás.