Público
Público

La Casa Blanca condena otra vez la violencia contra los manifestantes en Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Casa Blanca reiteró hoy su llamamiento en contra del uso de la violencia frente a las manifestaciones pacíficas, en respuesta a la sangrienta represión que tiene lugar en Libia.

"En Libia, como en Egipto, Bahrein y otros países, lanzamos un llamamiento muy firme para el fin del uso de la violencia contra quienes protestan de manera pacífica", dijo el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, que acompañas al presidente Barack Obama en una visita a Cleveland (Ohio).

Carney, quien subrayó que EE.UU. reconoce "las aspiraciones legítimas" de quienes piden cambios políticos en Libia, instó a respetar "los derechos universales" como la libertad de reunión o de expresión.

"Pedimos a los Gobiernos de la región que escuchen y respeten las aspiraciones legítimas de sus pueblos y acometan reformas de acuerdo" con esas exigencias, agregó el portavoz.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, tiene previsto efectuar una declaración sobre Libia hoy a las 14.30 (19.30 GMT).

No se espera que Obama, quien hoy participaba en un acto con pequeños empresarios en Cleveland, haga referencia a los acontecimientos en Libia.

El líder libio, Muamar el Gadafi, en el poder desde 1969, aseguró hoy en un discurso en la televisión estatal que no abandonará el poder, mientras proseguían, por segundo día consecutivo, los bombardeos contra los manifestantes que piden su renuncia.

En tono desafiante, Gadafi dijo que la dimisión no figura entre sus opciones y que está "dispuesto a morir como un mártir en Libia". Además, acusó "a los países árabes y extranjeros" de intentar desestabilizar Libia.

El líder libio afirmó que las cadenas de televisión extranjeras "están trabajando para el diablo", unas horas después que una de estas cadenas, la qatarí Al Yazira, difundiera que la Fuerza Aérea volvió a bombardear este martes varios sectores de Trípoli y de que mostrara imágenes de supuestos mercenarios al servicio de Gadafi.

La emisora informó de que en el barrio de Tayura, en el este de la capital libia, seguía habiendo cadáveres en las calles y de que en otras zonas de la ciudad se han visto helicópteros militares transportando mercenarios.

Distintas fuentes cuentan ya los muertos por centenares y sólo en la ciudad oriental de Bengasi fuentes médicas cifraron hoy en cerca de 300 las víctimas mortales registradas en los últimos días.

Sin embargo, la televisión oficial libia desmintió hoy el empleo de la fuerza militar para sofocar la revuelta en el país y dijo que "estas informaciones falsas" son difundidas por "las cadenas vía satélite confabuladas estos últimos días contra el pueblo libio".