Público
Público

La Casa Blanca espera una "firme" supervisión del plan de rescate financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa Blanca espera una "firme" supervisión del plan de asistencia al sistema financiero de EE.UU. que negocia con el Congreso, valorado en cerca 700.000 millones de dólares.

En declaraciones desde Nueva York, donde Bush participará mañana en la Asamblea General de la ONU, el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto indicó: "esperamos que habrá una supervisión firme y transparente, como debe ser".

"Desde luego, creemos que una supervisión sólida es imprescindible" para el éxito del plan, sostuvo el portavoz.

Fratto insistió en la necesidad de que el Congreso, de mayoría demócrata, apruebe lo antes posible el plan de rescate propuesto por el Departamento del Tesoro, ante lo delicado de la situación del sistema financiero.

"Es imprescindible que el Congreso complete su acción sobre el plan de rescate del Tesoro para que pueda ser puesto en marcha lo antes posible y se pueda prevenir daño a la economía en general", declaró Fratto, que reconoció que el sistema financiero atraviesa "problemas muy serios".

Los líderes demócratas del Congreso han propuesto cláusulas para el control del dinero en el plan del Tesoro, uno de los mayores rescates financieros de la historia del país.

El presidente Bush insistió, también hoy, en la necesidad de actuar "rápidamente", en un comunicado emitido temprano con el objetivo de marcar el debate público del día.

El mandatario instó a los legisladores a no incluir cláusulas no relacionadas con la crisis financiera en el proyecto de ley que se debate en el Congreso o disposiciones que "socaven" su efectividad.

Pero los demócratas dejaron claro que no van a firmar un cheque de 700.000 millones de dólares, que es el volumen del paquete que se negocia, para que el Gobierno haga lo que le parezca.

"Sería algo sin precedentes darle 700.000 millones de dólares a, virtualmente, un individuo sin ningún tipo de supervisión, transparencia y rendición de cuentas", dijo hoy el demócrata Christopher Dodd, presidente del Comité de Banca del Senado, en una entrevista con la cadena CBS.

El hombre al que se refería Dodd es Henry Paulson, el secretario del Tesoro, cuyo plan inicial, de tan sólo dos páginas y media, se reservaba la máxima flexibilidad para el uso de los fondos sin ningún tipo de mecanismo de revisión de las decisiones que se tomen para combatir la crisis.

La contra-propuesta que le entregaron hoy los líderes del Senado prevé, en cambio, la creación de un comité de supervisión, que estaría integrado por representantes de las agencias de regulación financiera y del Congreso.

Paulson, quien fue consejero delegado del banco Goldman Sachs antes de asumir su cargo actual, ha dicho que esas medidas planteadas por los demócratas podrían tomarse posteriormente y que el paquete no debería ser "punitivo".