Público
Público

La Casa Blanca reitera que quiere la congelación de los asentamientos judíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa Blanca reiteró hoy, horas antes de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúna con el presidente de EE.UU., Barack Obama, que quiere la congelación de los asentamientos judíos en los territorios ocupados.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que "durante décadas, la política estadounidense ha sido que no haya más asentamientos y mantenemos esa política".

Según Gibbs, recientes declaraciones de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, recibieron "una cobertura mediática desproporcionada, pero no reflejan una política diferente de la Administración".

El pasado octubre, Clinton saludó una propuesta de Netanyahu para limitar, no congelar, la expansión de los asentamientos israelíes, y aseguró que se trataba de una medida "sin precedentes", algo que causó un gran malestar entre los palestinos y los países árabes.

Tras su llegada a la Casa Blanca, Obama había insistido en que Israel debía congelar los asentamientos como señal de buena voluntad antes de retomar las conversaciones, pero en una reunión con Netanyahu y el presidente palestino, Mahmud Abás, en Nueva York en septiembre, el mandatario estadounidense señaló que esa medida no sería una precondición para sentarse a la mesa de negociaciones.

Las declaraciones de Gibbs se producen horas antes de que Obama se reúna con Netanyahu, a puerta cerrada, para tratar sobre el proceso de paz y sobre el programa nuclear de Irán.

El proceso de paz se encuentra estancado, pese a los llamamientos personales del presidente estadounidense para retomar las negociaciones.

Los palestinos se niegan a relanzar el proceso en tanto Israel no congele sus asentamientos y el Gobierno de Netanyahu asegura que las negociaciones deben retomarse sin condiciones previas.

El primer ministro israelí se encuentra en Washington en una visita privada para participar en el congreso de las Federaciones Judías de Norteamérica.

En un discurso ante esa entidad, Netanyahu lanzó hoy un llamamiento para reiniciar de inmediato las negociaciones de paz con los palestinos, aunque insistió en que no deben imponerse condiciones previas.

El primer ministro israelí aseguró en un discurso que Israel está "dispuesto a hacer grandes concesiones en favor de la paz", aunque sin sacrificar su seguridad.

"Creo que no hay tiempo que perder. Debemos avanzar hacia la paz con un sentimiento de urgencia", señaló Netanyahu, quien agregó que su "meta no es sostener unas negociaciones eternas". "No quiero negociar por el placer de negociar. Lo que quiero es lograr un acuerdo de paz permanente entre Israel y los palestinos", agregó.

El primer ministro no hizo nuevas ofertas en lo que respecta a los asentamientos judíos, aunque destacó su oferta para limitar la expansión de esas colonias y aseguró que "ningún Gobierno israelí ha estado tan dispuesto a limitar las actividades de los asentamientos como parte de un esfuerzo para relanzar las negociaciones de paz".