Público
Público

La Casa Cordón acoge las obras de arte barroco de artistas representativos del Siglo XVII y XVIII

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa del Cordón de Burgos acoge desde hoy y hasta el 4 de mayo la exposición "Espíritu barroco. Colección Granados", que reúne 59 pinturas y esculturas de algunos de los artistas españoles más representativos del siglo XVII y parte del XVIII.

Según ha explicado uno de los comisarios de la muestra, Javier del Campo, se trata de la exposición más ambiciosa realizada hasta ahora de la colección privada de Miguel Granados Pérez, que reúne obras de la denominada "cultura antigua española" que abarca desde finales del gótico hasta parte del siglo XVIII.

En la Casa del Cordón pueden verse en esta muestra obras de artistas tan relevantes como Zurbarán, Murillo, Claudio Coello, Mateo Cerezo, Francisco Pacheco, José de Mora o Alonso Cano, entre otros.

Además se exhibe el conjunto de esculturas de Pedro Mena y una colección de bodegones de los artistas más importantes en esta especialidad pictórica de la época, como son, entre otros, Sebastián Martínez Domedel, Juseppe Leonardo, Felipe Diriksen.

Según el comisario de la muestra, Miguel Granados es un coleccionista "nada habitual" se trata de un "gran experto" que selecciona mucho las obras que adquiere.

Miguel Granados ha explicado que su colección privada, que guarda en su palacete del siglo XVII, no reúne obras de arte más moderno y vanguardista "porque en la vida hay que seleccionar y no se puede abarca todo".

Ha sido explícito al afirmar, en la presentación de la exposición de Burgos, que en su opinión "el arte más genuino español es el que pertenece al Siglo de Oro" y ha agregado que su colección es "intencionada" porque reúne piezas de todas las escuelas y pintores.

Según los responsables de Caja de Burgos, entidad que organiza la exposición, es la muestra más "ambiciosa" de las nunca realizadas hasta ahora de esta colección privada, que casi no ha sido mostrada al público salvo exposiciones parciales y préstamos y cesiones determinadas.

La muestra, según del Campo, propone un recorrido por la pintura y la escultura española durante el período de vigencia del barroco en España.

Está dividida en cuatro capítulos y pretende simbolizar, de un modo didáctico, la realidad del hombre durante uno de los períodos más emblemáticos y creativos de la cultura y el arte español.

Los responsables de Caja de Burgos han destacado, como una de las aportaciones más importantes para facilitar el acceso del arte a todos los ciudadanos, la puesta en servicio de un grupo de "audioguías", para que puedan también recibir explicaciones en las visitas guiadas los discapacitados auditivos.

Con motivo de esta exposición Caja de Burgos organiza visitas guiadas, un ciclo de cine y talleres didácticos para escolares.