Público
Público

¿El casamiento es malo para la salud física?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Un nuevo estudio sugiere quelas personas solteras o divorciadas serían de algún modo másaptas físicamente que los casados.

Tras seguir a unos 8.900 adultos durante varios años, losautores hallaron que los hombres y las mujeres que se casarontendieron a perder aptitud cardiovascular, según test en cintaspara caminar.

En cambio, los hombres que se divorciaron durante el estudiomejoraron sus niveles de aptitud física.

Los resultados, publicados en American Journal ofEpidemiology, no prueban que el cambio de estado civil modifiquedirectamente la aptitud para bien o para mal.

Aun así, el equipo sostiene que los resultados respaldan laidea de que una vez que la gente se casa y, se presume, abandonalas citas, tiende a abandonarse un poco. Pero, si sigue soltera ose divorcia, tiene un incentivo para hacer ejercicio.

En el estudio, el cambio del estado civil estuvo asociadosólo con pequeñas alteraciones de la aptitud física, dijo eldoctor Francisco B. Ortega, del Instituto Karolinska deEstocolmo, en Suecia.

Ortega explicó que la aptitud depende de una combinacióncompleja de factores, como la genética, el ejercicio, lacomposición corporal y la salud general. Pero si los reciéncasados saben que su aptitud física podría disminuir, el equipoopina que prestaría más atención al ejercicio.

Los resultados surgen de 6.900 hombres y 1.971 mujeresseguidos durante tres años en la Clínica Cooper, en Dallas. Atodos se les hicieron estudios físicos, respondieron sobre elestilo de vida y se les efectuaron test en cintas de caminar paramedir la aptitud física.

En cuanto al estado civil, el equipo halló que las mujeressolteras durante el estudio tuvieron un leve aumento de laaptitud física con el tiempo. Eso no se observó en las mujeresque se casaron.

En tanto, los hombres que se casaron tuvieron un deterioro dela aptitud física, como los que siguieron solteros, aunque enellos la pérdida fue menor. La diferencia fue más evidente cuandoel equipo analizó a los divorciados y los que se casaron porsegunda vez.

Los que se divorciaron durante el estudio tuvieron unamejoría de la aptitud física, mientras que no hubo cambios en losque siguieron casados. Los hombres divorciados al inicio delestudio sufrieron un deterioro general de la aptitud física conel tiempo, pero el deterioro más alto se registró en los que sevolvieron a casar.

No se registraron "beneficios" del divorcio en las mujeres.Pero el equipo sostiene que un motivo podría ser que hubo menosmujeres que hombres en el estudio y que sólo un grupo reducido demujeres cambió su estado civil durante el seguimiento.

Para el equipo, esto destaca en papel de los factoressociales en la aptitud física.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 1 dediciembre del 2010