Público
Público

Casas juzga imprescindible la reforma de la Constitución

"Sin reforma, no hay futuro posible", dice la presidenta del Tribunal Constitucional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Para que la Constitución desarrolle su potencialidad, debe ser reformada. Si no, no hay futuro posible'. Con esta contundencia defendió ayer la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, la reforma de la Carta Magna.

Afrontar este debate sería 'un signo de madurez', según argumentó durante su intervención en la clausura del I Congreso Nacional de Derecho celebrado en la Universidad Carlos III de Madrid. A su juicio, el potencial de futuro de toda 'buena Constitución' reside en su reforma, ya que sin ella no se puede avanzar al ritmo de la modernización social.

Destaca que la Carta Magna se ha quedado obsoleta en algunos aspectos

Casas subrayó que se ha quedado obsoleta en algunos aspectos y recordó que 'reformar la Constitución es algo que se incluye dentro de la propia Constitución', aunque ello 'exige mayorías muy cualificadas y no considerar ningún aspecto irrelevante'.

Entre las cuestiones que deberían abordarse apuntó que la Constitución 'sólo en una ocasión se refiere a la palabra informativa'. En 1978 no se había producido el impacto de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana, de modo que no tiene en cuenta 'la invasión de la intimidad que producen'.

Recordó que 'tampoco utiliza en ningún momento la palabra Europa'. 'El Tribunal Constitucional ha colocado nuestra Constitución en relación al ordenamiento europeo, pero es necesario incluir nuevos términos', afirmó.

Afirma que afrontar su modificación sería 'un signo de madurez'

Defendió asimismo que la Constitución debe hacer realidad 'la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político que aparecen en su primer artículo'. En su opinión, la igualdad real no existe, como demuestra la discriminación salarial de las mujeres o datos como que el porcentaje de mujeres en cátedras universitarias sea sólo del 13%.

Casas, que defendió como un 'elemento indispensable' la existencia del Tribunal Constitucional que preside, evitó pronunciarse sobre el estado en que se encuentra el debate de los recursos contra el Estatut de Catalunya.

El Pleno del Tribunal volverá a reunirse el lunes para analizar la ponencia que elabora Elisa Pérez Vera, después de que el jueves se produjera una prospección sobre los apoyos a su cuarto borrador. Este sondeo arrojó una mayoría de seis a cuatro en contra, por el alineamiento de Manuel Aragón designado por el Gobierno con las tesis del bloque conservador en aspectos esenciales como los símbolos nacionales y el uso preferente del catalán.

Pérez Vera puede tratar de modificar el texto existente en busca de más apoyos, empezar a trabajar en la redacción de un nuevo borrador o incluso renunciar a la ponencia, lo que supondría volver a empezar de cero.