Público
Público

Las casas solares sostenibles no están reñidas con el confort, según la ministra de Vivienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las casas del futuro serán viviendas ecoeficientes y sostenibles, pero "sobre todo confortables", ha asegurado hoy la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, durante la inauguración de la mayor competición internacional de casas solares, Solar Decathlon Europe (SDE),

Hasta el día 27, universidades de tres continentes competirán en la construcción de la mejor vivienda autosuficiente energéticamente y alimentada con energía solar.

En esta edición participan 300 decathletas de diecisiete equipos universitarios de siete países, entre ellos cuatro españoles.

La competición, celebrada por primera vez fuera de Estados Unidos, está impulsada por Vivienda, el Ayuntamiento de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid y el departamento de Energía de los Estados Unidos.

Se desarrollará durante diez días, en coincidencia con los días más largos y las noches más cortas del verano.

Las casas se ubican en la "Villa Solar", en Madrid Río, entre el Palacio Real y el Manzanares, donde forman un abanico geométrico y colorido en el que cada equipo demuestra que su prototipo de vivienda está alimentada en exclusiva con energía solar y que son accesibles.

Para la titular de Vivienda, el concurso traslada la idea de que las viviendas ecoeficentes "no son ciencia ficción, son casas habitables en las que cualquiera de nosotros podríamos vivir con unas condiciones de confortabilidad insuperables".

Por ejemplo, muchos de los proyectos presentados destacan por su innovación en la cocina, como la casa SML (Small, Medium, Large) de la Universidad CEU de Valencia en la que su prototipo de horno doméstico destaca porque es el primer horno térmico, en el que se calienta aceite a 400 grados y crea un circuito que pasa ese aceite por la resistencias de un horno normal.

Según sus creadores, "más allá de la estética hay que buscar la técnica".

Las casas se someterán a diez pruebas, supervisadas por un grupo de expertos nacionales e internacionales en cada una de las categorías.

Además de la casa más sostenible, premiarán las que sean especialmente atractivas, confortables e industrializables y que su montaje, desmontaje y transporte se pueda hacer con facilidad.

En esta edición europea, se ha incluido una prueba de sostenibilidad pionera que consiste en valorar que las casas se puedan replicar en altura o sean adosadas para conseguir altas densidades.

La energía necesaria para el acto de inauguración procede de la que han generado las propias casas solares y los excedentes de la energía resultantes serán vertidos a la red eléctrica.

Por último, Corredor ha hecho un llamamiento a la "implicación y al compromiso necesario" de la sociedad para que las tecnologías, la innovación y la investigación que muestran las casas solares se apliquen a la construcción residencial, porque "las técnicas y los materiales con los que se construyen ya están industrializados".