Publicado: 29.12.2014 11:08 |Actualizado: 29.12.2014 11:08

El caso de los bebés robados llega a Estrasburgo

Un matrimonio de Jerez de la Frontera acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos después de que la justicia española rechazase investigar el presunto robo de sus hijos

Publicidad
Media: 5
Votos: 7
Comentarios:
La asociación SOS Bebes Robados durante una concentración. EFE

La asociación SOS Bebes Robados durante una concentración. EFE

Un matrimonio de Jerez de la Frontera (Cádiz) acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo después de que los tribunales españoles hayan rechazado investigar por prescripción el presunto robo de sus hijos mellizos, que nacieron en el hospital Primo de Rivera de Jerez en 1972.




Los padres, Luisa y Paco, presentaron su primera denuncia en 2011 en un juzgado jerezano que la archivó por prescripción. El mismo camino siguió la apelación que presentaron en la Audiencia provincial de Cádiz y finalmente el Constitucional ni siquiera la ha admitido a trámite porque considera que no se vulnera ningún derecho constitucional al archivarse la causa.

Según explica la Asociación SOS Bebés Robados de Cádiz, el de Luisa y Paco es uno de los casos "más documentados" que poseen y pese a "las contradicciones que aparecen en los documentos" y a que "diferentes profesionales fueron imputados", no se ha llevado a cabo investigación alguna de lo que sucedió con sus hijos.

El caso es uno de los más documentados a pesar de que nunca ha sido investigado

Por ello los abogados de la Asociación, Luis Montero y Alberto Prián, han interpuesto una denuncia contra el Estado Español y, concretamente, contra resolución de inadmisión de recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, "por considerar que ha sido vulnerado su Derecho a la Tutela Judicial efectiva recogido en el artículo 6 y 13 del Convenio Europeo para la protección los de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales".

Se trata del caso que ha llegado "más lejos" en el seno de la identidad y sus integrantes lo identifican como "el único que podría abrir una puerta" que hoy por hoy está "cerrada" en España para que se investiguen los casos de bebés robados.

Las causas de las muertes de los mellizos se contradicen en varios documentos

Luisa dio a luz a sus mellizos, niños y niña, en febrero de 1972, a los que vio una sola vez a través de un cristal. La niña falleció supuestamente a los 8 días y el niño a los 13.

Las causas de las muertes se contradicen en varios documentos ya que en uno pone neumonía, en otro colitis y en otro prematuriedad, incluso existe un documento que señala que al niño se le dieron medicamentos después de estar fallecido.

También se deja constancia de que se les dio el pecho cuando Luisa recibió medicación para no hacerlo desde el primer momento y en el certificado de defunción aparece un intento de imitación de la firma del padre, según la fuente.