Público
Público

El caso Hotel se cierne sobre el Ayuntamiento al sopesar la juez imputar al gerente de Urbanismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La investigación judicial sobre las supuestas irregularidades en la tramitación urbanística en el caso del Hotel del Palau se ciernen ahora sobre el Ayuntamiento de Barcelona, al sopesar la juez la imputación del gerente de Urbanismo, Ramon Massaguer.

La víspera de que testifique el cuarto teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Ramon García-Bragado, Massaguer ha declarado como testigo ante la juez para dar explicaciones por su actuación en el proceso de recalificaciones urbanísticas que dio pie a la Fiscalía a presentar una querella por tráfico de influencias y apropiación indebida contra Fèlix Millet y Jordi Montull.

A los veinte minutos de "tensa" declaración, y mientras el fiscal de Urbanismo, Antoni Pelegrín, sometía a Massaguer a un inquisitivo interrogatorio, la juez ha ordenado detener la testifical, en un abrupto final que abre las puertas a que pueda acabar como imputado, según han informado a Efe fuentes judiciales.

En concreto, la juez ha intervenido a medio interrogatorio para advertir al fiscal que si seguía formulando a Massaguer preguntas comprometidas se vería obligada a detener su declaración como testigo, a lo que el ministerio público ha asentido.

La juez se plantea ahora citar de nuevo a declarar como imputado a Massaguer, que por su condición de testigo comparecía sin letrado y con la obligación de decir la verdad, según las mismas fuentes.

El fiscal había puesto en un brete a Massaguer al preguntarle por qué motivo, como mantiene en su querella, inició los trámites para aprobar las modificaciones urbanísticas necesarias para construir el hotel, pese a que sabía que el Palau de la Música había cedido el proyecto a un promotor privado y que la operación afectaba a tres fincas catalogadas.

En el caso de que el ayuntamiento hubiera sacado adelante las modificaciones urbanísticas del proyecto -al que se oponían los vecinos-, sabiendo que el promotor era privado y no el Palau y, que por lo tanto, no era una operación de interés público, se podría haber incurrido en un delito de prevaricación.

Massaguer, no obstante, ha insistido ante la juez que supo en 2009 de la cesión de los solares y que ya se puso en contacto con el Palau de la Música para que informaran al consistorio del traspaso.

Además, ha negado que el 17 julio de 2007 recibiera una carta de Jordi Montull en la que el ex directivo del Palau de la Música le comunicaba que esa misma semana se había firmado con la empresa Olivia Hotels S.A. el convenio para la cesión de derechos del proyecto de construcción del hotel de lujo.

Ante los medios de comunicación, Massaguer ha defendido que la actuación municipal en el proceso del Hotel del Palau fue "absolutamente irreprochable" desde el punto de vista penal, aunque ha admitido un "exceso de confianza" en la acreditación de la propiedad de los solares.

Con anterioridad a Massaguer, la juez ha tomado declaración como testigo al ex primer teniente de alcalde de Barcelona Xavier Casas, que ha defendido la legalidad de los trámites urbanísticos, aunque ha evitado aclarar si, como sostienen Fèlix Millet y Jordi Montull, fue él quien propuso la finca objeto de permuta con la Generalitat.

Mientras tanto, los abogados de Millet y Montull, que hoy cumplen su cuarto día en la cárcel, han presentado un escrito ante la juez para que decrete el archivo parcial de la causa y la libertad de sus clientes.