Público
Público

Castells vincula la nueva financiación a los Presupuestos del Estado del 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, ha vinculado hoy la nueva financiación autonómica que prevé el Estatut con la votación de los Presupuestos Generales del Estado de 2009 en el Congreso, después de haberse reunido con CiU para pactar una postura conjunta.

Castells ha avanzado que los partidos catalanes, los del tripartito catalán -PSC, ICV y ERC- más CiU, "estamos trabajando para tener un modelo de financiación antes de que se voten las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado", y ha considerado esto lógico porque "buena parte del contenido de la nueva financiación se ha de plasmar en los Presupuestos".

"Yo quiero pensar que tendremos unos Presupuestos del Estado tan respetuosos con el modelo de financiación que propone el Estatut que no tendremos ningún problema en votarlo", ha asegurado Castells.

El conseller ha coincidido en líneas generales con el planteamiento que han hecho los representantes de CiU en una reunión previa para pactar una postura conjunta el día que acaba el límite marcado por el Estatut para definir un nuevo sistema de financiación, sin que se haya llegado a un acuerdo con el Gobierno.

Castells no se ha pronunciado sobre si los diputados del PSC en el Congreso -25- deberían votar en contra de los Presupuestos, y ha destacado dos cosas: la unidad de acción con CiU, que también ha apostado por llegar a un acuerdo antes de los Presupuestos, y la gravedad de que no se haya cumplido el pacto establecido en el Estatut.

El titular de la cartera económica de la administración catalana ha asegurado que es "grave, un hecho serio, que el Gobierno haya incumplido el Estatut de Cataluña y hemos de lamentar la falta de compromiso del Gobierno de hacerlo posible".

"Es muy serio el incumplimiento del Estatut en un tema tan importante como este", ha lamentado Castells, que ha calificado la nueva financiación como "un tema trascendental para el país".

Castells ha hecho estas declaraciones tras reunirse con los miembros de la Generalitat que forman parte de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat y tras tener un encuentro con tres representantes de CiU para escenificar la unidad de las fuerzas políticas catalanas en esta cuestión.

"Queremos un buen acuerdo. No aceptaremos un mal acuerdo, ni un acuerdo a cualquier precio", ha recalcado un Antoni Castells que en este sentido ha repetido los planteamientos que había hecho CiU minutos antes.

En opinión del conseller de Economía, "preservar la unidad es fundamental, con CiU, pero también con el resto de formaciones políticas para intentar compartir planteamientos".

"Mucho de lo que estamos defendiendo ha de ser compartido para estar a la altura de lo que pide el país porque el país en este tema tiene un criterio único. El clima de opinión que existe en este tema es de unidad", ha manifestado este responsable económico catalán.

Castells ha reconocido por primera vez que está negociando una propuesta conjunta con CiU, "ya que en esta unidad ha de haber una parte propositiva y ver cómo se concreta lo que dice el Estatut".

El conseller ha mantenido su apuesta por el mutismo sobre las cifras de fondos adicionales que busca la Generalitat en esta negociación "porque sería una mala estrategia negociadora" y sólo ha reconocido que en la negociación con CiU "podremos avanzar sobre los contornos de la cifra en las negociaciones que tenemos".

Respecto a su postura en la negociación, Castells ha adelantado que "no romperemos la baraja, pero no aceptaremos que nos hagan trampas", y manifestado su voluntad de "seguir trabajando con toda la fuerza y toda la determinación hasta el último segundo del último minuto del último día para que Cataluña consiga el objetivo de la nueva financiación que necesitamos".

La negociación del nuevo sistema de financiación se estancó cuando el Ministerio de Economía rechazó uno de los pilares básicos del modelo previsto en el Estatuto de Cataluña, que pasa por establecer un nuevo criterio que limite el fondo de solidaridad a la sanidad, educación y los servicios sociales esenciales.

Respecto al impacto en la negociación que pueda tener el giro que está dando la situación económica, Castells ha considerado que "una mala situación económica a los que no perjudica es a nosotros, porque si la receta del Estado es más gasto social y el gasto social lo hacen las CCAA es precisamente eso lo que hay que aumentar si se tiene el Estado en la cabeza".