Público
Público

"El cásting es parecido al amor, se basa en sensaciones"

Luis San Narciso, director de cásting de Globomedia, habla sobre el día a día de su profesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Echó el ojo a Javier Cámara, Lola Dueñas, Fernando Tejero, Belén Rueda y Carmen Machi, entre otros. Se siente 'pagadísimo' por todos ellos y está encantado con su labor, pero el director de cásting de Globomedia, Luis San Narciso, lamenta el desconocimiento que existe sobre su profesión. Por ello, cree que el Premio Talento 2009 de la Academia de Televisión, que recogió la semana pasada en Barcelona, ayudará a que se conozca mejor esta actividad clave para la televisión y el cine.

¿A qué sabe el premio?

Ha venido en un momento estupendo. Estoy encantado con mi trabajo y si encima me lo premian, pues es un complemento más. Me alegro mucho por mis compañeros, mi familia y el reconocimiento a mi profesión, que era muy desconocida hasta ahora.

Pero eso está cambiando...

Ahora está cogiendo bastante peso. Todos los directores importantes cuentan ya con un director de cásting. En Estados Unidos y los países más industrializados ya contaban con uno; en España ha tardado un poquito más, aunque ha entrado con mucha fuerza.

Trabaja para cine, televisión y teatro...

Lo que me gusta es hacer buenos trabajos. Me gusta mucho hacer un reparto, por eso prefiero el medio que me dé el mejor proyecto. Vengo del teatro, salté a la televisión y luego, al cine. Soy director de cásting de Amenábar, Almodóvar y una serie de directores que siempre cuentan conmigo.

¿Cómo se trabaja con algunos de los directores más importantes?

Trabajar con gente inteligente siempre es maravilloso porque tienen muy claro cómo es el proyecto.

Pero, ¿dejan decidir o se meten mucho en su trabajo?

Bueno, se meten en todo porque es un trabajo de equipo. Tú eres un colaborador suyo, como es el escenógrafo o el director de fotografía.

¿En qué consiste un cásting?

Consiste en probar con una secuencia del proyecto y buscar una persona que te impacte, te emocione, divierta, inquiete Depende de lo que busques. Es algo parecido al amor, se basa en sensaciones. Cuando percibes sensaciones y te crees lo que te están diciendo, has encontrado la persona. El casting lo suelo hacer yo con un cámara; intento que sea un acto privado y muy reservado, ya que es un examen para conseguir un trabajo. No me gusta el cásting espectáculo.

¿Qué cualidades priman?

Lo primero, las emociones. Pero depende de lo que se busque, del proyecto y de la historia. Si estás haciendo una serie de ídolos juveniles, el físico es importante, pero si haces Aída, no importa.

¿En qué medida el éxito depende del cásting?

Es una parte. Lo importante es lo que se dice, el guión; y quién lo dice, que se selecciona a través del cásting. Pero todo es importante: cómo los iluminas, cómo los vistes

¿Se ha equivocado alguna vez al elegir un actor?

Nunca he tenido esa sensación, pero tampoco la de acertar siempre. No es prepotencia. Una historia la transmite el que la ha hecho y vivido y nunca se sabrá si otro lo hace mejor o peor.

Ha dado a conocer a actores ahora muy famosos. ¿Cómo se siente?

Un poco paternal. Me encantan los éxitos que tienen porque los sientes un poco tuyos. Me han dedicado muchos goyas y me han dado homenajes y premios. Me siento pagadísimo por los actores.