Público
Público

Castro ataca a EE.UU. y los cubanos siguen sin noticias oficiales sobre su sucesor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder cubano, Fidel Castro, dejó claro hoy, tres días después de anunciar su renuncia al poder, que su retiro tras casi medio siglo no es el fin de sus ataques a Estados Unidos y Europa, y mientras tanto los cubanos siguen en ayunas de información oficial sobre quien será sucesor.

En una nueva "reflexión" publicada hoy en medios locales, el convaleciente jefe de la revolución criticó a los líderes de Estados Unidos y Europa que piden cambios en la isla.

"Estoy de acuerdo, ¡cambio!, pero en Estados Unidos -replicó con ironía-. Cuba cambió hace rato y seguirá su rumbo dialéctico. ¡No regresará jamás al pasado!".

Añade que disfrutó "observando la posición embarazosa de todos los candidatos a presidente de Estados Unidos", en un artículo que hoy no apareció en portadas a petición del propio Castro.

"Se vieron obligados uno por uno a proclamar sus inmediatas exigencias a Cuba para no arriesgar un solo elector", añade.

Señala que el "adversario", cuando habla de cambio, lo que en el fondo piensa es en "anexión", y aclara que "no es lo mismo el fin de una etapa que el inicio del fin de un sistema insostenible".

Por supuesto, recuerda al presidente George W. Bush: "dijo que mi mensaje era el inicio del camino de la libertad de Cuba, es decir, la anexión decretada por su gobierno en voluminoso y enorme texto".

Además, en una aparente alusión a Javier Solana, el responsable de la política exterior de la UE, dijo que hay "un ilustrísimo personaje español, antaño ministro de Cultura e impecable socialista, hoy y desde hace rato vocero de las armas y la guerra", que es, según dice, "la síntesis de la sinrazón pura".

Castro admite en su texto que pensaba "dejar de escribir una reflexión por lo menos en 10 días", pero se excusa en que no tenía derecho "a guardar silencio tanto tiempo".

"Hay que abrir fuego ideológico sobre ellos", dice.

Mientras Castro replica a las reacciones a su anuncio del martes, los cubanos siguen sin datos oficiales sobre quién será el segundo presidente del Consejo de Estado su creación en 1976.

El propio Castro afirma que está enfrascado ahora "en el esfuerzo por hacer constar" el voto unido "en favor de la presidencia de la Asamblea Nacional y del nuevo Consejo de Estado, y cómo hacerlo".

Tras días de silencio sobre la instalación del parlamento el próximo domingo, el diario Juventud Rebelde recuerda hoy en portada que la Asamblea Nacional designará al nuevo Consejo, después de que este jueves lo hiciera Granma, órgano oficial del Partido Comunista.

Ambos recuerdan el mecanismo por el que 614 diputados designarán al nuevo presidente, primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, secretario y los restantes 23 miembros del Consejo de Estado, pero no citan ningún nombre.

El nombramiento se producirá con la votación de la lista única que presentará la Comisión Nacional de Candidaturas, y pondrá fin al proceso electoral que comenzó en octubre en el ámbito municipal.

La prensa oficial da espacio hoy a la presentación de cartas credenciales ante el vicepresidente Juan Almeida de los nuevos embajadores de Panamá, Ruanda, Tanzania y Montenegro, a los 50 años de Radio Rebelde y a la misa que el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, ofició el jueves en La Habana.

También aparecen artículos firmados reivindicado la continuidad del sistema que rige en Cuba, pero sobre la identidad del nuevo presidente, nada de nada.

En la calle muchos afirman que todo seguirá igual, los más dan por descontado el paso a titular del presidente provisional, Raúl Castro, y la inmensa mayoría asegura que en la isla "no pasa nada".

"Roberto", joven que se identificó así para no dar su nombre, señala que le importan "más las elecciones en Estados Unidos que quién vaya a estar después de Fidel".

"No me creo que Fidel vaya a dejar de mandar", agregó.

Mientras, "Enrique" reconoce que el tema dejó de interesarle cuando el martes vio el mensaje de Fidel Castro.