Público
Público

Cataluña abre el debate sobre la prohibición de los toros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Raquel Castillo

¿Una tradición y un arte o una tortura hecha espectáculo?

El eterno debate de la sociedad española, que al igual que la política y el fútbol es capaz de provocar posturas incendiarias y enfrentamientos encarnizados, llega el viernes al Parlamento de Cataluña en forma de Iniciativa Legislativa Popular (ILP).

La plataforma ciudadana Prou! (¡Basta!) ha sido la instigadora de una campaña que ha recogido un total de 180.169 firmas, casi cuadriplicando las 50.000 necesarias por ley para abrir un debate parlamentario en el que persigue la prohibición de las corridas de toros en Cataluña.

A partir de las 9:00 horas los diversos grupos que conforman el Parlamento catalán intervendrán para exponer sus posturas después de que una portavoz de la comisión que promueve la iniciativa defienda su propuesta durante 15 minutos.

"Los toros entrarán por fin por la puerta del hemiciclo el viernes 18, y con ellos, la voz de millones de personas", sostiene la plataforma Prou!, que en su página web http:/www.prou.cat/ presenta un reloj que marca la cuenta atrás para el inicio del debate.

Posteriormente, los representantes del Partido Socialista de Catalunya (PSC), Partido Popular (PPC), Convergencia i Unió (CiU), Esquerra Republicana (ERC) e ICV-EUiA se posicionarán sobre la iniciativa antes de dar paso la votación conjunta de las tres enmiendas a la totalidad presentadas por socialistas, populares y Grupo Mixto.

De rechazarse las enmiendas en la votación, que será electrónica y secreta, la iniciativa continuará su trámite como cualquier otra iniciativa legislativa, y derivará en una votación final que se celebrará en marzo o en abril en la que podrían prohibirse definitivamente las corridas de toros en Cataluña.

La votación se anuncia reñida. Ya que ERC e ICV han anunciado su voto a favor de la prohibición y PP y Ciutadans lo harán en contra, todo podría quedar en manos de CiU y de los socialistas, que han dado libertad de voto a sus diputados.

"En CiU no habrá una posición única porque no existe", dijo a Reuters Josep Rull, parlamentario de CiU que será el encargado de representar los argumentos de su grupo.

Estos, según Rull, se centrarán en las tres posturas principales: que prevalezca la connotación de las corridas de toros como fiesta cultural, la defensa de los derechos de los animales y la de quienes, pese a no gustarles la fiesta de los toros, se muestran en contra de una prohibición.

Aunque la mayoría de los parlamentarios de CiU está a favor de la tramitación de la iniciativa, de acuerdo a Rull, el grupo decidió no aunarse en una postura común por tratarse de un "debate de valores" y no estar recogido en su programa electoral.

POR LA LIBERTAD, CONTRA LA VIOLENCIA

En este contexto, y para tratar de impedir la futura abolición de las corridas de toros en Cataluña, casi 283 personalidades del mundo de la cultura, la educación o la economía hicieron público el miércoles el llamado "Manifiesto de la Mercé por la Libertad".

"No es sólo la realidad cultural, festiva, tradicional, económica y social de los toros lo que está en juego: es la misma libertad", expone el manifiesto, firmado, entre otros, por el científico Jaume Llosa, la periodista Mercedes Milá o el actor Josep María Pou.

La plataforma Prou! ya ha anunciado que de prosperar la iniciativa en Cataluña podría trasladarse a otras Comunidades Autónomas en las que se perciba menos apoyo popular a la fiesta taurina.

Para Silvia Barquero, portavoz del Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal (PACMA), la iniciativa catalana es un reflejo de lo que está sucediendo a nivel nacional.

"Somos el único país en Europa donde se está permitiendo algo así, la legislación en toda Europa en materia de protección animal es muchísimo más avanzada que en nuestro país, y creo que es un producto anacrónico", dijo en declaraciones a la emisora RNE.

Luis María Gibert, presidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, restó importancia a la recogida de firmas y defendió la influencia histórica de la fiesta de los toros en expresiones culturales que alcanzan el ámbito de la poesía, la pintura o la música.

"No se puede privar la libertad de nadie y, sobre todo, no se puede poner a recaudo o en el anonimato toda la expresión cultural que lleva consigo nuestra fiesta de los toros", afirmó también en declaraciones a RNE.

"¿Las 180 mil firmas, para Cataluña, qué representan? No representan nada", sostuvo.

Desde Prou! insisten sin embargo en la necesidad de regular el sufrimiento.

"Creemos que el toro es un animal, y por tanto su maltrato no debe estar exento en nuestras leyes. No se trata de prohibir, se trata de no permitir este tipo de violencia", afirman.

Aunque existen pocos estudios al respecto, los grupos antitauromaquia y de defensa de los derechos de los animales citan un sondeo de Gallup realizado en 2006, según el cual el 72,1% de la población española afirmaba no tener ningún interés por los espectáculos taurinos, llegando al 81,7% en las personas con edades entre los 15 y los 24 años.