Público
Público

Cataluña lidera la lucha por la financiación autonómica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cataluña, la economía regional más grande de España, busca unambicioso nuevo acuerdo de financiación con el Gobierno central y podría bloquear los presupuestosdel 2009 si fracasan las negociaciones, dijo el consejero de Economía catalán Antoni Castells aReuters.

Castells y otros líderes del Partido Socialista Catalán (PSC) sugieren que sus legisladores puedenvotar contra la propuesta de presupuesto del Gobierno socialista si no llegan a un acuerdo sobre unnuevo sistema de reparto de los fondos públicos con Cataluña.

La improbable acción de los socialistas catalanes supondría la derrota del presupuesto y dejaríapolíticamente incapacitado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un momentoen el que España se dirige hacia la recesión.

Además llevaría al caos las finanzas públicas y posiblemente forzaría a Zapatero a convocarelecciones anticipadas.

Dadas las drásticas consecuencias de un boicot del PSC, los analistas dicen que sus líderes estánalardeando y que Cataluña aceptará finalmente un acuerdo aguado antes que desencadenar crisispolítica.

Castells, el jefe del equipo negociador catalán, dijo que representaba los intereses de su regiónantes que los de Zapatero.

"Cataluña no aceptará un mal acuerdo", dijo Castells durante una entrevista en su oficina enBarcelona. "El voto del PSC dependerá de que se haya llegado a un acuerdo satisfactorio o no", dijo.

EL IMPULSO CATALÁN

Cataluña y otras comunidades ricas están presionando para conseguir una mayor cuota del gastopúblico mientras que las menos ricas, como Andalucía y Extremadura controladas por gobiernossocialistas, también quieren más fondos públicos.

Las demandas políticas y económicas nacionalistas han complicado sobremanera las negociacionespara alcanzar un presupuesto austero para el 2009 y un nuevo sistema de financiación para finales deaño.

La aprobación del presupuesto depende del respaldo de los partidos nacionalistas, dado que alGobierno le faltan 7 escaños para tener la mayoría absoluta en el Parlamento.

Eso eleva las posibilidades de que el ministro de Economía Pedro Solbes ceda a las demandasautonómicas, a costa del gasto del Gobierno central, y de un mayor déficit y deuda pública.

Castells dijo que comprendía las limitaciones del presupuesto y que estaba preparado para acordaruna fórmula que pueda ser aplicada de forma gradual.

"Somos pactistas, realistas, ofreciendo fórmulas que son perfectamente dirigibles para el Estado",dijo.

Las relaciones entre Barcelona y Madrid se han visto empañadas desde que el pasado 9 de agostose cumplió el plazo límite para renovar el capítulo de la financiación que contempla el acuerdo deautonomía del 2006 de Cataluña.

El presidente de la Generalitat José Montilla quiere que Cataluña deje de compartir los ingresos porimpuestos con otras comunidades, excepto los destinados a sanidad, educación y servicios sociales.

Cataluña cree que es injusto que regiones más pobres acaban teniendo más renta per cápita que lasáreas más ricas.

Solbes ha minimizado las protestas y dice que la Constitución española pide a las regiones coningresos más altos que ayuden a pagar los servicios de las menos favorecidas.

Castells dijo que Cataluña necesita un nuevo sistema, dado que las previsiones indican que su gastopúblico superará sus ingresos en 2009.

"No queremos estar en la situación de elegir si sigue Zapatero," dijo.

/Por Andrew Hay/