Público
Público

Catherine Millet relata en "Celos" su historia de sufrimiento e infidelidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras el rotundo éxito de "La vida sexual de Catherine M.", Catherine Millet publica "Celos", un recorrido por la profunda crisis de celos que sufrió durante cuatro años al descubrir por casualidad que su marido tenía una vida sexual fuera del matrimonio tan activa como la de la propia Millet.

En "Celos", que publica Anagrama en castellano y Empúries en catalán, Millet se desnuda de nuevo para, esta vez, mostrar el lado más oscuro de la libertad sexual: los celos que la reconcomen cuando lee las cartas de las amantes de su marido, Jacques Henric, o espía con minuciosidad policial las fotografías de sus amantes desnudas.

A partir de estos retales, Catherine Millet reconstruye, cita tras cita, la vida sexual de su marido con otras mujeres: un auténtico trabajo detectivesco no exento de morbo y, sobretodo, de enormes dosis de sufrimiento aligeradas sólo por la mirada algo irónica que la autora tiene sobre si misma.

La escritora y crítica de arte ha explicado que sitúa "Celos" a la vez antes y después de "La vida sexual de Catherine M.": "antes porque la crisis de celos pasó antes de que yo escribiera 'La vida sexual' y después porque yo no habría escrito 'Celos' si no hubiera escrito antes 'La vida sexual'", ha aclarado.

Millet ha comentado durante la presentación del libro que el título en el original francés tenía que ser "Jour de souffrance" (Día de sufrimiento), un juego de palabras donde, según la autora, el sufrimiento se produce por los celos en si mismos, pero también por la contradicción que estos implicaban en alguien tan partidario de la libertad sexual como ella.

Sorprendentemente, el descubrimiento de las relaciones de su marido con otras mujeres le hizo olvidar su sexualidad y le provocó un sentimiento de estar desposeída de su propia sexualidad, reconoce que se obsesionó con la vida sexual de su marido.

En este sentido, para Millet, "La vida sexual de Catherine M." fue una forma de recuperar su sexualidad y ha justificado la publicación de "Celos" diciendo que "si había que ir hasta el final en esto, hacía falta que publicara lo que pasó antes".

Millet ha señalado que la publicación del libro, que airea con todo lujo de detalles las aventuras sexuales de su marido, no ha provocado ninguna crisis en la pareja francesa, más bien al contrario: "Él estuvo muy contento cuando se publicó 'Celos', pensó que eso me curaría de la crisis".

La autora ha reconocido que el sexo es una constante en su obra y ha reflexionado diciendo que "haber trabajado como crítica de arte con artistas que hacían 'performances'" relacionadas con el sexo, la empujó a dejarse "penetrar por estos ejemplos", que forjaron su manera de concebir el arte y la escritura.

Por el momento, Millet no tiene pensado escribir nada desligado del sexo porque piensa que "todo tiene que ver con el sexo" y rehúsa escribir otra cosa que no sea autobiográfica: "Pasar por otros personajes es ocultarme, y puedo decir cosas más profundas hablando de mi misma y de mi experiencia", ha opinado.

Durante el encuentro con los periodistas, la fundadora y directora de la prestigiosa revista "Art Press", ha recordado la de su juventud como una época más libre que la actual: "Los de nuestra generación tenemos la suerte de haber vivido nuestros veinte en un ambiente de libertad extraordinaria para vivir nuestra sexualidad", ha rememorado.

Millet ha atribuido la regresión a que la libertad que ostentaban los que habían vivido el Mayo del 68 "despertó los sectores más puritanos de la población, que son mucho más violentos cuando piden la censura de exposiciones, libros y películas con contenido sexual".