Público
Público

Católicos y musulmanes inician conversaciones en el Vaticano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Expertos islámicos y del Vaticano iniciaron el martes el primer foro católico-musulmán para mejorar las relaciones entre las dos mayores religiones del mundo.

La reunión de tres días se produce dos años después de que el Papa Benedicto XVI molestara al mundo musulmán con un discurso que insinuaba que el Islam era violento e irracional.

En respuesta, 138 expertos musulmanes invitaron a las iglesias cristianas a dialogar para promover respeto mutuo mediante una mejor comprensión de las creencias de cada uno.

En un manifiesto titulado "Una palabra común", los musulmanes argumentaban que ambas religiones compartían los principios fundamentales del amor a Dios y al prójimo. Las reuniones se centran en lo que esto significa para las religiones y cómo se puede fomentar la armonía entre ellas.

La reunión, que incluye una audiencia con el Papa Benedicto XVI, es el tercer encuentro del grupo de expertos musulmanes con cristianos después de las reuniones con protestantes de Estados Unidos en julio y con anglicanos el mes pasado.

La sesión comenzó con un minuto de silencio para que los grupos musulmanes y católicos romanos, cada uno con 28 delegados y consejeros, pudieran rezar sus oraciones para pedir el éxito de la reunión.

"Había un ambiente muy cordial", dijo un delegado, que pidió no ser mencionado porque la reunión fue privada.

Después de unas declaraciones iniciales realizadas por los líderes de las delegaciones, el cardenal Jean-Louis Tauran y el Gran Muftí Mustafa Ceric de Bosnia, un católico y un experto musulmán pronunciaron discursos explicando cómo sus religiones comprenden el concepto del amor de Dios.

El cardenal Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, dijo el lunes al periódico francés La Croix que el encuentro "representa un nuevo capítulo de una larga historia" de relaciones, por lo general tensas.

El cristianismo es la mayor religión del mundo con 2.000 millones de seguidores, sólo la mitad de ellos católicos. Le sigue el Islam con 1.300 millones de creyentes.