Público
Público

Las catorce embarcaciones de la Barcelona World Race zarpan para iniciar la vuelta al mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las catorce embarcaciones IMOCA Open 60 y los 28 navegantes que participan en la segunda edición de la Barcelona World Race -Vuelta al Mundo a Dos sin escalas ni asistencias- han partido hoy a las 13:00 horas desde el puerto de la Ciudad Condal para iniciar un recorrido de unas 25.000 millas náuticas (46.350 km).

Precisamente hoy se cumplen diez años de la salida desde Barcelona de The Race, la mítica vuelta al mundo con multicascos, en una jornada que reunió a centenares de miles personas en la franja litoral de la ciudad.

En esta ocasión, la lluvia que caía sobre Barcelona a primera hora de la mañana y el frío han restado la presencia de público en tierra, pero unas trescientas embarcaciones han acompañado a los competidores hasta la salida.

Barcelona, que desde hace dos semanas se ha convertido en el centro de la vela oceánica mundial, ha brindado a los navegantes una emocionante fiesta de despedida que ha comenzado puntualmente a las 09:30 horas cuando, después de una salva de cohetes, los barcos han ido dejando sus amarres en el pantalán del Port Vell.

Ha sido quizás el momento más emocionante ya que esposas, hijos, familiares, amigos y aficionados han dado un cálido adiós a los competidores de siete países, trece de ellos españoles.

De los españoles, dos son santanderinos: Pachi Rivero y Toño Piris (Reanult ZE); dos gijoneses: Juan Merediz y Fran Palacio (Central Lechera Asturiana); dos vascos: Iker Martínez y Xabi Fernández (Mapfre); un alicantino: Pepe Ribes (Estrella Damm); un gerundense; Gerard Marín (Fòrum Marítim Català) y cinco barceloneses: Alex Pella (Estrella Damm); Anna Corbella (Gaes), Bruno García (Président) y Jaume Mumbrú y Carlos Sanmartí (We Are Water).

El primero en salir ha sido el 'We Are Water' de Jaume Mumbrú y Carlos Sanmartí, mientras que el 'Foncia' francés de Michel Desjoeaux y François Gabart ha sido el último.

De allí, las embarcaciones se han dirigido al Portal de la Pau, frente a la estatua de Colón, en el Moll de la Fusta, para entregar al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, las amarras que recogerán en su retorno a la ciudad al finalizar la prueba, aproximadamente dentro de tres meses.

Después de abandonar el puerto, los barcos se han concentrado a unos 800 metros entre el hotel Vela y las playas de San Sebastián y la Barceloneta para entrar (a las 12:00 horas) en caja de salida e iniciar las maniobras de pre-salida.

A las 13:00 se ha dado la salida con el cielo encapotado, pero ya sin lluvia bajo un viento de componente Norte de 5 a 7 mudos (8 a 12 Km/h.). La señal de salida (una sirena) ha sido dada desde la plaza del Mar por el alcalde Jordi Hereu, junto a los hermanos Fernando e Ignacio González de Lamadrid, que han anunciado ya su participación con un equipo andaluz en la próxima edición (2013-2014).

Los barcos han salido con rumbo directo hacia la boya Norte, para realizar un recorrido de 4 millas (7,2 Km.) y allí han virado para ir a mar abierto.

El primer barco en cruzar la línea ha sido el 'Fòrum Marítim Català', de Gerard Marín y Ludovic Aglaor, seguido de cerca por el 'Foncia' francés, de Michel Desjoyeaux y François Gabart, y el 'Groupe Bel', de Kito de Pavant y Sebastièn Audigane. Unos metros por detrás han tomado la línea el 'Gaes' y el 'Prèsident'.

En el paso por la boya Norte el 'Groupe Bel' ha virado en primer lugar, seguido, a 1:20 por el 'Foncia', con el 'Gaes' tercero a 5:10, y el 'Fòrum' cuarto y a 50 segundos por detrás de él.

Algo más retrasados, a unos ocho minutos, han cruzado el 'Renault ZE'; el 'Mapfre' y el 'Estrella Damm', con problemas en su vela génova.

A partir de ese momento, la flota ha tomado rumbo directo hacia el Sur-Sureste y la ruta que seguirán después del descenso del Mediterráneo y tras pasar el estrecho de Gibraltar, es la llamada de los tres cabos: Buena Esperanza (Sudáfrica), Leewin (Australia) y Hornos (Chile).

Para evitar problemas a las embarcaciones por el deshielo de la Antártida, con la presencia hielos flotantes (icebergs) en las zonas del Indico y Pacífico Sur, se han establecido ocho puertas de paso obligatorio (entre las latitudes 46º y 52º Sur) para impedir un descenso que resulte peligroso para las tripulaciones.

Las embarcaciones dispondrán también de cuatro 'modos invisibles' durante el recorrido. El 'modo invisible' permite a un barco desaparecer del radar de sus rivales durante un determinado periodo de tiempo. En esta ocasión será de 36 as 40 horas cada vez, pero no podrán hacerlo hasta pasadas las Islas Canarias.

En esta edición, el montante en premios asciende a 482.000 euros de los que 420.000 se reparten entre los seis primeros clasificados, con 150.000 euros para el vencedor y 30.000 para el sexto.

El resto, 62.000 euros, se los repartirán del séptimo al decimocuarto clasificados en la misma cantidad (7.750 euros cada uno).