Público
Público

Cavaliers y Celtics dejaron en evidencia al campeón y subcampeón de liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jornada navideña no pudo ser peor para el campeón y subcampeón de liga, Los Ángeles Lakers y Orlando Magic que vieron como caían derrotados ante sus rivales más directos de la Conferencia Este, los Cavaliers de Cleveland y Celtics de Boston.

No olvidarán con facilidad las Navidades del 2009 los Lakers después de ver cómo el alero LeBron James y los Cavaliers les daban una lección de baloncesto de equipo y una paliza de 87-102 en el partido disputado en el Staples Center.

Los Cavaliers con la combinación perfecta del base Mo Williams y James que aportaron 28 y 26 puntos, respectivamente, dominaron de principio a fin el partido para conseguir su tercer triunfo consecutivos.

James, que también logró nueve asistencias, cuatro rebotes y dos recuperaciones de balón, aunque perdió siete balones, dijo que la clave del triunfo había estado en la defensa.

"Jugamos una gran defensa desde el inicio, además que el ataque también respondió y cada uno de los jugadores que estuvimos en el campo hicimos el trabajo", declaró James. "Ha sido un buen mensaje el que hemos dejado con el triunfo".

Mientras que los Lakers, con su juego volvieron a enfurecer a los aficionados, que les abuchearon y muestra de su descontento fue el lanzamiento a la pista de decenas de vasos de plástico.

Esta vez la estrella de los Lakers, Kobe Bryant, que estrenaba nuevas zapatillas y el ala-pívot español Pau Gasol xtensión de contrato por tres temporadas más, no pudieron hacer nada ante un rival que jugó siempre mejor en ataque y en defensa para además poner el espectáculo con James.

Bryant quiso ser una vez más el héroe de los campeones de liga, pero los 35 puntos, nueve rebotes, ocho asistencias y dos recuperaciones de balón que aportó no le sirvieron para ser también "salvador", porque el resto del equipo no estuvo por la labor de acompañarle en el esfuerzo individual que realizó.

La ausencia del alero Paul Pierce, máximo encestador de los Celtics de Boston, no les impidió ser una vez más mejores que los Magic a los que ganaron (77-86).

Sin Pierce, baja por lesión en la rodilla derecha, el escolta Ray Allen y el base Rajon Rondo conformaron la pareja perfecta para que los Celtics lograsen la victoria, que fue la tercera consecutiva.

En duelo de equipos líderes de división, Allen sumó 18 puntos y Rondo lo apoyó con doble-doble de 17 tantos y 13 rebotes, y entregó ocho asistencias para dirigir el ataque del equipo de Boston (23-5).

El alero Tony Allen, en sustitución del lesionado Pierce, aportó 16 puntos, su compañero de ataque Kevin Garnett colaboró con 10 y logró siete rebotes para los Celtics, que viajaron al campo del "Amway Arena", de Orlando, para mejorar a 13-1 su marca en partidos fuera de su campo.

Los Celtics, con su noveno triunfo en los últimos 10 partidos y el décimo cuarto en los últimos 15, se afianzan como líderes de la División Atlántico, de la Conferencia Este y comparten con los Lakers la mejor marca de la liga.

Mientras que los Magic (22-8), que lideran la División Sureste, vieron detenida su racha de tres victorias seguidas.

El escolta Vince Carter aportó 27 puntos, pero su ataque fue insuficiente y los Magic terminaron con 33,3 por ciento de sus tiros de campo (26 de 78).

El escolta Brandon Roy consiguió 41 puntos para ser el jugador clave en guiar a los Trail Blazers de Portland a una victoria por 107-96 sobre los Nuggets de Denver.

En duelo entre equipos que buscan lo más alto de la División Noroeste, los Trail Blazers (20-12), que son segundos, se acercaron a sólo un juego de los líderes, los Nuggets.

Roy mostró su calidad en sus tiros al aro y superó la barrera de los 40 puntos para el equipo de Portland, que sumó cuatro victorias consecutivas.

El reserva Steve Blake lo respaldó con 17 puntos, mientras que Andre Miller consiguió 14 para los Trail Blazers, que mejoraron a 11-4 su marca en partidos dentro de su campo, del Rose Garden.

El alero Amare Stoudemire estuvo cerca de conseguir un doble-doble y lideró un ataque balanceado para regresar a los Suns de Phoenix al camino del triunfo después de ganar por paliza de 124-93 sobre los Clippers de Los Ángeles.

Los Suns (19-11) detuvieron una racha de dos derrotas seguidas y se acercaron a cinco juegos de los líderes de la División Pacífico, los Lakers.

Stoudemire lideró el ataque de los Suns, que tuvieron a siete jugadores con anotación de dobles dígitos y mejoraron a 11-2 su marca en partidos celebrados en su campo del US Airways Center, de Phoenix.

Los Suns además vencieron a los Clippers por sexta vez consecutiva, apoyados también por el reserva Jared Dudley y el escolta J.R. Richardson, que aportaron 18 puntos cada uno en el triunfo con mayor ventaja que han conseguido los Suns en lo que va de la campaña.

Dudley, que el pasado miércoles se fue sin puntos en la derrota de los Suns ante los Thunder de Oklahoma City, encontró su mejor toque de muñeca y esta noche encestó 4 de 5 triples para el equipo de Phoenix, que tuvo el 54 por ciento de acierto en sus tiros de campo, incluyendo 12 de 24 desde el perímetro.

Una vez más la figura del escolta Dwyane Wade brilló con luz propia en su juego individual para convertirse en la figura que lideró a los Heat de Miami al triunfo por 87-93 ante los Knicks de Nueva York.

Wade, que cada vez se entiende mejor con el base puertorriqueño Carlos Arroyo de titular, consiguió 30 puntos (11-21, 1-2, 7-8), nueve rebotes, cinco asistencias y cuatro recuperaciones de balón para encabezar el ataque de los Heat que tuvieron cinco jugadores con dobles dígitos.

El alero Michael Beasley con 19 tantos lo apoyó en el ataque y el sexto jugador Udonis Haslem logro 12 tantos para capturar seis rebotes.