Público
Público

Cavendish, sin oposión en el primer sprint

A falta de diez minutos se neutralizó la escapada de cuatro corredores para preparar la victoria del británico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mejor velocista del panorama internacional, el británico Mark Cavendish (Columbia-High Road), no decepcionó en la primera llegada masiva del Tour de Francia al vencer al sprint, imponiéndose a Tyler Farrar (Garmin) y Roman Feillu (Agritubel), en una etapa de 187 kilómetros, disputada entre las localidades de Mónaco y Brignoles.

La etapa respondió a los cánones clásicos de una prueba llana de Tour de Francia: escapada, neutralización y sprint. Y en esta circunstancia, Cavendish demostró su condición de mejor sprint del momento, pese a que no tuvo que enfrentarse en plenitud a sus mayores rivales --Oscar Freire (Rabobank) y Tom Boonen (Quick Step)--, que se vieron afectados por una montonera en la última curva.

La jornada comenzó por las calles del soleado principado de Mónaco para desde muy pronto decantar como escapados de la jornada a Stef Clement (Rabobank), Cyril Dessel (AG2R), Jussi Veikkanen (Française des Jeux) y Stéphane Auge (Cofidis).

Los cuatro fugados, que llegaron a alcanzar una ventaja de cinco minutos de ventaja, superaron diversas cotas de tercera y cuarta categoría para que el finlandés Veikkanen se convirtiera en el nuevo líder de la montaña, arrebatando este 'maillot' a Alberto Contador (Astana).

Con 54 kilómetros para la llegada a meta, una caída sin consecuecias en el pelotón y el aumento del viento provocó que el Astana tuviera que mostrar su potencial al ascender en bloque desde la cola del pelotón a la cabeza para controlar esas circunstancias.

En los últimos kilómetros, el Columbia y el equipo del líder Fabian Cancellara, el Saxo Bank, alcanzaron un acuerdo de inmediata neutralización de los escapados para cazarles con tan sólo diez kilómetros para llegar a meta.

El ruso Mikhail Ignatiev (Team Katusha) saltó en el momento de la neutralización para intentar sin éxito llegar a Brignoles.

La pequeña localidad francesa, que hoy acogía por primera vez en su historia una llegada del Tour, se convirtió en un lugar traicionero para los sprinters menos arropados.

En la última curva, Koldo Fernández (Euskaltel) y Danilo Napolitano (Team Katusha), que marchaban situados en los 15 primeros puestos del pelotón, confundieron la dirección de la última curva y provocaron una montonera que dejó la victoria en bandeja a Cavendish, que se encontró con más compañeros -tres- que rivales para el sprint.

Entre los descartados por la montonera quedaron un Tom Boonen (Quick Step, afectado por gastroenteritis), Oscar Freire (Rabobank) y Thor Husvovd (Cervelo), que remontó hasta la cuarta posición del sprint.

Cavendish, que con este triunfo suma el decimocuarto en la temporada 2009, vio como sus rivales -Farrar y Feillu- no tuvieron la suficiente entidad como para inquietarle y poder así levantar los brazos en los últimos metros.

Cancellara continuará mañana defendiendo su liderato en otra jornada llana y costera, que podría tener como invitado especial al viento como alborotador de la carrera. A priori, otro día perfecto para que Cavendish mida sus fuerzas, pero esta vez con los mejores.