Público
Público

Cayo Lara quiere que Llamazares siga en la "primera división política"

El diputado aclara por primera vez su futuro: "Estoy dispuesto a ir en las listas de 2012"// El coordinador federal afirma que el portavoz en el Congreso "tiene que decir mucho todavía en la política española"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No ha pasado desapercibido para nadie. Imposible no fijarse en los repetidos elogios que, desde hace tiempo, y con especial intensidad en los últimos meses, dispensa Cayo Lara hacia su predecesor al frente de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. Hace dos semanas, tanto el coordinador como el eurodiputado Willy Meyer alabaron la contundente intervención del portavoz en el pleno extraordinario en el Congreso sobre la intervención en Libia. Hace una, ambos volvieron a cumplimentarlo. El sábado, el líder calificó por escrito de 'brillante' la actuación del diputado. Y ayer lunes, en un desayuno informativo del Fórum Europa, repitió que es un 'gran parlamentario'. Y algo más: 'Gaspar tiene mucho que decir todavía en este país en la política española'. Tenía a Llamazares sentado allí delante.

'No vamos a permitir que se pierda su capital político. Pero todo a su debido tiempo'

A la salida del acto en el hotel Ritz, algunos dirigentes vieron 'espontáneas' las palabras de Lara, sin más trastienda. Pero dos jefes del aparato y cercanos colaboradores del coordinador traducían ayer a Público las intenciones de la dirección federal. 'Queremos que Gaspar siga siendo un activo político de primera división. Estamos ya trabajando con vistas a 2012, donde esperamos obtener buenos resultados. Queremos ir a un procedimiento de máxima participación en el programa y que las candidaturas reflejen la pluralidad interna y la unidad de IU. Y a Gaspar no lo queremos jubilado. Está haciendo un trabajo excelente en el Congreso', alegaba uno de los dos dirigentes citados. Completó el segundo:  'No vamos a permitir que se pierda su capital político. Pero abordaremos el debate con normalidad, con transparencia y a su tiempo, tras las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo'. Mientras, llegaron más encendidos elogios a la labor del portavoz. Ya lo dijo Lara tiempo atrás: es un 'diputado de oro'. Al tiempo, Llamazares ha evitado todo choque importante con la cúpula desde que cedió el testigo en 2008. 

Los 'gasparistas' piden un 'acomodo digno' en 2012 para su jefe de filas 

¿Cuál será su sitio? 'Dónde y cómo no lo tenemos concretado ni hablado con él', afirman en el círculo de Lara. Otros responsables responden con la lógica: Llamazares podría repetir como diputado.

Una solución posible es que concurra de número dos por Madrid formando ticket con Lara –cuya candidatura, por cierto, se da casi por segura, aunque no está confirmada–. Ello obligaría a negociar con la poderosa federación madrileña. 'La posibilidad de que sea Gaspar no se ha discutido aún ni en la dirección federal ni en la regional', zanja un máximo cargo de IU-Madrid, quien reclamaba a la vez debatir todos estos asuntos de generales cuando toca, pasado el 22-M. 

Ubicar a Llamazares como cabeza de lista de su federación, Asturias, es la segunda alternativa. Pero tiene una pega: el Principado perdió por población uno de sus nueve diputados en 2004, el que solía adjudicarse a IU. Así que arañar escaño allí resulta hoy más complicado.

Llamazares reclama una confección de listas 'abierta, plural y unitaria' y sin 'broncas'

Fuentes de IU Abierta –el sector gasparista– creen también 'razonable' que no 'se desaproveche la capacidad' del parlamentario, que en esta legislatura ejerce como 'voz reconocida, respetada y cotidiana de IU, junto a Cayo'. Y recuerdan 'cómo se le castigó injustamente cuando era coordinador, cuando [Francisco Frutos] le decía que hacía tiempo que debiera haber cogido la maleta'. 'Si quieren que juegue un papel, deberán buscarle un acomodo digno, una propuesta a la altura', señalaban. Es decir, de número dos por Madrid.

Llamazares ha despejado hoy por primera vez su futuro, a preguntas de Público. Primero, aclaró: 'No voy a ser candidato alternativo. El número uno está claro, y debe ser Cayo. Tampoco voy a ser un jarrón chino, ni quiero poner en dificultades a IU. No quiero ser un problema, sino una aportación más en el marco de la refundación'. Luego, aceptó la oferta: 'Si IU lo quiere, y también mi familia, estoy dispuesto a pensármelo y participar en las listas de 2012'. El exlíder exige, no obstante, unas candidaturas 'plurales, unitarias y abiertas a la sociedad'. Un proceso donde su encaje no genere 'bronca' y sea 'normalizado, amable'. 'IU Abierta forma parte de la dirección y no vamos a marginarnos. No vamos a ejercer de fiscales, pero hay que traducir las palabras en hechos', remachó. Entre los gasparistas aún duele un precedente: la forma en la que se destronó a la parlamentaria madrileña Inés Sabanés, en el otoño de 2009. 


'Flaco favor' a España // Tan sólo dos días después del anuncio de retirada del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la carrera electoral de 2012, estaba claro que alguna pregunta caería al coordinador sobre el asunto. Cayo Lara se atuvo a las tesis de IU: 'No entraremos en ese debate', solemnizó, porque a la federación no le influye para nada quién encabece la candidatura. No obstante, sí juzgó inoportuno el momento elegido por los 'asesores de marketing del PSOE'. 'Es un flaco favor al país' y 'no ayuda', apuntó. Y lanzó la sospecha: si ahora se ha metido en el debate de 'deshojar la margarita', es porque quiere colocar una 'cortina de humo' sobre los verdaderos problemas de España. Su prioridad debería ser 'dar un giro de 180 grados' en sus políticas.

¿Influencia en el 22-M? // Lara sí cree que la marcha del presidente influirá en la marcha de las elecciones de mayo.

¿Primarias en IU? // Al coordinador se le inquirió si querría concurrir como candidato en 2012. 'No hemos entrado en ese debate. Hoy nos preocupa la gente que está sufriendo en el país' por la crisis. No obstante, reconoció que está en IU, como otros compañeros, por 'ideología y convicciones', por lo que se someterá al criterio de la organización, 'mientras el cuerpo aguante'. Recordó una cita recurrente de Eduardo Galeano: no hay en IU ni superpatos que dirijan a los demás, ni subpatos. Y ahí fue donde intercaló la referencia a Gaspar Llamazares. Era el final de su segundo desayuno en el Ritz.

El manual de la economía // En su intervención inicial, Lara repasó el estado de la economía, sin separarse apenas del carril que recorrió el pasado sábado ante la Presidencia Ejecutiva Federal de IU, cuyo informe fue aprobado por unanimidad. Repasó las dramáticas cifras de paro, el rechazo del Gobierno a tomar medidas contra los banqueros, el panorama 'injusto' para tanta gente, la 'crisis de la democracia', el 'desencuentro' entre el Gobierno y su base social, el ataque 'sin precedentes' a la Europa social que supone el Pacto por el Euro, la oposición a la intervención en Libia y las buenas expectativas que tiene IU para el 22-M, las mejores en 15 años. Elecciones en las que explotará su 'compromiso con la gente de izquierdas'. 

La sugerencia de referéndum al rey // Lara recordó una anécdota ya relatada por él mismo en 2009: le sugirió que propusiera un referéndum Monarquía-República para que los españoles pudieran decidir si quieren o no al príncipe de Asturias al frente de la Jefatura del Estado. Si esa consulta se convocara, dijo, habría una respuesta 'sorprendente' de los ciudadanos, porque no es que sean monárquicos, sí juancarlistas.

Con Toxo en el salón // Lara protagonizó el desayuno del Fórum Europa. Fue presentado por el coordinador de Madrid, candidato el 22-M y portavoz de la ejecutiva federal, Gregorio Gordo. En el salón del Ritz se sentaron dirigentes de IU de diversas familias: José Antonio García Rubio, Marga Ferré, Antonio Cortés, Ramón Luque, José María González, Lidia Fernández, Caridad García, Ángel Pérez, Enrique Santiago, Adolfo Barrena... También estaban los consejeros de RTVE Teresa Aranguren y Héctor Maravall, los números uno y dos de CCOO, Ignacio Fernández Toxo y Ramón Górriz, y el presidente de las Cortes aragonesas, el socialista Francisco Pina. No acudieron, sin embargo, responsables de ICV.